ARCHIVADO EN:

Una incidencia en la estación de Sants mantiene interrumpida la circulación de trenes de alta velocidad entre Barcelona, Girona y Figueres este viernes. Se trata de un problema técnico por falta de tensión en al catenaria que ha empezado a las 7:40 horas y que impide que funcionen los trenes de la línea de AVE Madrid-Barcelona.

Adif ha anunciado el problema a través de Twitter y ha explicado que se está trabajando para reparar la incidencia, pero que de momento no hay previsión de cuando se podrá resolver. La falta de tensión afecta a tres vías de la estación de Sants.

RETRASOS BARCELONA-MADRID

Según ha informado Renfe, la circulación se ha interrumpido debido a una avería eléctrica en la infraestructura entre Sants y Mollet, lo que también está provocando retrasos en la circulación del AVE Barcelona-Madrid.

Para minimizar los efectos, los trabajadores están derivando a los pasajeros a trenes regionales con origen o destino Figueres. En cuanto a los que viajan en trenes internacionales se les está trasladando también en trenes regionales hasta Girona, desde donde pueden continuar su desplazamiento hacia Francia.