Las asociaciones cannábicas del Poble-sec se han quedado sin uno de sus distribuidores, después de que la Guàrdia Urbana de Barcelona detuviera este miércoles a un joven con seis kilos y medio de marihuana dentro de una bolsa de equipaje.

La detención, según ha informado la propia Guàrdia Urbana a través de su cuenta de Twitter, se produce después de que la Unidad de Investigación del cuerpo policial hiciera un seguimiento sobre la presunta distribución y transporte de estupefacientes en diferentes locales y asociaciones del barrio.

La marihuana incautada, 6,5 kilogramos, podrían tener un valor en el mercado de entre 32.500 y 60.000 euros.