Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres personas en la Zona Franca por un intento de agresión a dos agentes. Los detenidos, dos mujeres y un hombre, han sido puestos en libertad, aunque están acusados de atentado contra la autoridad.

Los hechos han comenzado cuando los agentes han intentado identificar a un hombre que se encontraba en la plaza del Nou, conocida por ser uno de los lugares habituales de venta de droga de la zona. Cuando los mossos se han acercado el individuo, este ha dado a la fuga echando a correr.

La persecución ha acabado cuando los agentes han llegado a la plaza Falset, donde había decenas de personas que, al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, se han encarado con los agentes para impedir que identificaran a la persona que huía. La superioridad numérica ha envalentonado a los vecinos y han empezado a increpar y dar algún empujón a los agentes, que se han visto rodeados por decenas de personas.

La actitud agresiva de las personas que estaban en la zona les ha obligado a pedir refuerzos y gracias a la cercanía de la comisaría de los Mossos de la Zona Franca varias dotaciones de antidisturbios se han personado en el lugar de los hechos en muy poco tiempo.

La presencia de los antidisturbios ha contribuido a calmar los ánimos de las personas que estaban congregadas en la plaza Falset y sus alrededores, aunque los incidentes se han saldado con tres detenidos, dos mujeres y un hombre pese a la presión de los vecinos.

La zona en la que han ocurrido los hechos es conocida como un centro de venta de drogas de la zona franca y es frecuentada por toxicómanos que buscan comprar dosis de estupefacientes.