ARCHIVADO EN:

La Guardia Urbana de Barcelona ha interpuesto cuatro denuncias a unos jóvenes que estaban haciendo ruido en el distrito de Sants. Los hechos se han producido esta madrugada cuando unos vecinos de la ciudad se han quejado del escándalo que estaban provocando a altas horas de la noche.

A parte de las cuatro denuncias por el ruido, el cuerpo policial ha intervenido dos altavoces de alta potencia que los jóvenes estaba utilizando en el momento y ha interpuesto cuatro denuncias más por conducción imprudente con patinete.

RUIDO REITERADO

La madrugada del martes, la Guardia Urbana también localizó y denunció a siete menores que realizaban carreras con patinetes eléctricos en la misma zona. Los jóvenes fueron detectados por los agentes en el espacio conocido como el calaix de Sants, cuya calle principal es Antoni de Capmany.

Los implicados en el suceso realizaban competiciones en horario nocturno y, al igual que esta pasada noche, ocasionaban molestias a los vecinos de la ciudad.