El gobierno de Ada Colau discrimina a hombres y solo paga carnets de conducir a mujeres que se encuentran en paro, según el PP en el Ayuntamiento de Barcelona. Las beneficiarias del programa, que ahora se está ejecutando, son las mujeres de los dos barrios de La Marina, en el distrito de Sants-Montjuïc, según el documento municipal al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, de la empresa municipal Foment de Ciutat, sobre el proyecto Feminización de Ocupaciones Industriales en el barrio de La Marina. 

El escrito de Foment de Ciutat indica que la autoescuela Zona Franca ha sido adjudicataria de un contrato de un año por un importe de 18.000 euros (con el IVA no incluido) para formar a mujeres paradas y empadronadas en los barrios de La Marina del Prat Vermell y La Marina del Port Vermell para que se puedan sacar el carnet C (camiones), D (autocares) y B, y los certificados de aptitud profesional de mercancias y viajeros, para ayudarlas a encontrar trabajo. El documento está firmado por Arnau Balcells, director del departamento del Plan de Barrios, el pasado 8 de noviembre.

REVERTIR LAS DESIGUALDADES

El objetivo de la adjudicación, que se enmarca dentro del plan de barrios para revertir las desigualdades en las zonas más pobres de la ciudad, es mejorar la inserción laboral de las mujeres de los citados barrios y orientarlas hacia sectores económicos que sean de especial interés para el barrio y tradicionalmente masculinos como pueden ser el sector industrial y el automovilístico. Las personas beneficiarias deben tener más de 18 o 21 años, según los casos, estar en el paro o en situación de precariedad laboral y llevar tres meses empadronadas en la zona.

Fuentes del PP en el Ayuntamiento de Barcelona han criticado que una empresa municipal se dedique a pagar carnets de conducir, pero en el caso de que se haga, como en esta ocasión, considera que también tienen que poder acceder a estas ayudas los hombre parados. En opinión de los populares, las ayudas tampoco se pueden limitar a La Marina y denuncian que no puedan acceder otros vecinos de la ciudad en la misma situación. "Es un agravio comparativo respecto a otros barrios y una discriminación por sexo", afirman desde el partido de Alberto Fernández. A los populares no les consta que esta ayuda se haya puesto en ningún otro punto de la ciudad. El plan de barrios se desarrolla en 16 barrios de la ciudad. 

Un vehículo de la autoescuela Zona Franca, este viernes de prácticas / HUGO FERNÁNDEZ
Un vehículo de la autoescuela Zona Franca, este viernes / HUGO FERNÁNDEZ

SIN INFORMACIÓN

Metrópoli Abierta ha intentado obtener información del gobierno de Colau sobre el citado programa de actuación municipal. El interés era saber si el plan se está desarrollando en otros barrios de la ciudad -algo que podría estar pasando- y si las personas adjudicatarias son únicamente mujeres. Las fuentes municipales consultadas no han facilitado los datos solicitados sobre el proyecto y han emplazado a ese medio a esperar a que la información se facilite a los periodistas más adelante.

Letrero de la autoescuela Zona Franca, adjudicataria del programa de Colau / HUGO FERNÁNDEZ
Letrero de la autoescuela Zona Franca, adjudicataria del programa de Colau / HUGO FERNÁNDEZ

Esta no es la primera vez -y probablemente no será la última- que el Plan de barrios recibe alguna crítica. El pasado mes de mayo, un par de asociaciones vecinales se enfrentaron a Colau y a su equipo en una reunión en el Ayuntamiento por la falta de inversión en sus barrios. Las zonas de Barcelona más beligerantes con la alcaldesa fueron Ciutat Meridiana y La Teixonera. A grandes rasgos, se quejaron de la falta de ayudas para erradicar la pobreza y del retraso en la construcción de algunos equipamientos.

El documento al que ha tenido acceso este medio subraya que dos de los grandes problemas de La Marina relacionados con la actividad económica y la ocupación son la elevada tasa de paro y las bajas cualificaciones académicas. Asimismo, se explicita que esta zona de Barcelona cuenta con importantes naves y polígonos industriales importantes que han vivido de espaldas a las necesidades de ocupación del territorio, y que uno de los objetivos de la adjudicación es combatir la desigualdades de género en el mercado formal y la segregación ocupacional. Las mujeres serán derivadas a la autoescuela desde el dispostivo de inserción sociolaboral de trabajo en los barrios de Barcelona Activa.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, siente un profundo rechazo democrático por las despectivas palabras de Quim Torra hacia los españoles / EFE CHEMA MOYA
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona

INTEGRACIÓN EN EL MERCADO LABORAL

En la medida de lo posible, dice el documento, la autoescuela faclitará la posterior integración en el mercado laboral de las mujeres que han participado en el programa y Barcelona Activa se encargará del proceso de orientación laboral y de mediar en las ofertas laborales. La oficina municipal acompañará a las mujeres, que dispondrán de tres intentos y nueve meses para obtener el carnet, en la búsqueda de trabajo y se les dará la opción de realizar un acompañamiento durante los primeros meses de desarrollo de la nueva ocupación y evitar, entre otros aspectos, que se produzcan casos de acoso.

A la mitad y la finalización del contrato, la autoescuela deberá presentar un informe explicando el número de personas beneficiarias, los carnets obtenidos -así como el tiempo que se ha dedicado a cada participante- y las inserciones laborales que se han conseguido. Desde Barcelona Activa también se lleva un control de las beneficiarias que se están sacando algún carnet y al final emitirá un informe valorativo sobre el funcionamiento del plan.