ARCHIVADO EN:

Cáritas ha inaugurado una nueva casa de acogida en Barcelona, concretamente en el barrio de Sants. Esta nueva casa, que ha sido inaugurada por el cardenal arzobispo de la ciudad, Juan José Omella, tiene capacidad para acoger a 16 personas

La casa se encuentra junto a la parroquia de Santa María de Sants y lleva el nombre de Mossèn Pere Oliveras, una figura muy arraigada en el barrio de Sants por su trabajo con personas en riesgo de exclusión social.

Durante la inauguración del centro, Josep Lluís Socias, rector de la parroquia de Santa María de Sants, ha agradecido el trabajo de las personas que han hecho posible este proyecto, en especial aquellas que trabajaron junto a Mossèn Pere Oliveras.

"Mossèn Pere era una persona muy sensible a las problemáticas sociales, y este centro quiere ser un homenaje a su labor", ha destacado Josep Lluís Socias.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha destacado que con proyectos como este se reafirma "la importancia de dar una segunda oportunidad a las personas, lo que es esencial para que puedan reinsertarse en la sociedad".

Omella ha hecho un llamamiento a las instituciones públicas, afirmando que son las que tienen que asegurar que las personas dispongan de oportunidades, aunque ha advertido de que la administración necesita la complicidad de las entidades sociales para hacerlo posible, y que la casa de acogida Mossèn Pere Oliveras es un buen ejemplo de ello.