El Consorci de la Zona Franca está planificando la creación de un barrio exclusivo para 'millennials' (la llamada Generación Y, los nacidos entre 1980 y 1995) que acogería a jóvenes con talento y les facilitaría la posibilidad de vivir y trabajar en el mismo emplazamiento, que estaría ubicado en el actual barrio de La Marina del Prat Vermell.

Así lo ha expuesto el presidente del Consorci de la Zona Franca, Pere Navarro, durante su conferencia de este lunes en la Llotja de Mar, dentro del DinarsCambra que organiza la Cambra de Comerç de Barcelona. "Los jóvenes son primordiales para el futuro y tenemos que hacer lo imposible para que su talento no se malgaste o se vaya a otros lugares", ha dicho Navarro. "El barrio para Millennials junto a la Zona Franca es una gran idea que aún está en fase conceptual, pero que tenemos en mente llevar a cabo algún día". 

"El Consorci quiere ser útil para ayudar a las jóvenes generaciones a fijar aquí su talento, para trabajar y vivir en el área metropolitana barcelonesa, porque el progreso no tiene una utilidad intrínseca si no es para mejorar las condiciones de vida de las personas", ha añadido quien fuera secretario general del PSC.

Navarro ha puesto en guardia a Barcelona en concreto sobre las necesidades de un mundo cambiante y acelerado tecnológicamente. Ha recordado que en 2050 casi tres cuartas partes de la población vivirá en ciudades, y que Barcelona, actualmente una gran marca a nivel mundial, "debe persevar y trabajar en seguir siéndolo si no quiere quedarse atrás. Y, para ello, tenemos que dejar un futuro bien encaminado para nuestros jóvenes". 

FIJAR EL TALENTO AQUÍ

"Mi mensaje es que tenemos que hacer cosas, no quedarnos parados, experimentar y seguir generando actividad económica. Todos juntos, creando un espacio de consenso", ha lanzado Navarro. "Tenemos que pensar en las nuevas generaciones, y para ello hay que promocionar su educación y ofeecerles una fábrica de oportunidades".

"Hay que pensar en cómo serán los niños de hoy, la Generación Z, dentro de veinte años. Si no queremos que se vayan a otros lugares más atractivos para ellos, no nos queda más remedio que hacer lo imposible para fijar el talento aquí", ha concluido Navarro.