ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona construirá un Centro de Atención Integral (CAI) en el barrio de la Marina del Port, en el distrito de Sants-Montjuïc. El nuevo equipamiento, pionero en la capital catalana, costará casi cuatro millones de euros, concretamente 3.980.588,96 euros, según los datos que figuran en la comisión de gobierno del pasado 26 de julio, en la que se aprobó definitivamente el proyecto ejecutivo. 

El Centro de Atención Integral se levantará en los jardines de Cal Sèbio, en la confluencia de las calles de la Mare de Déu del Port y del Foc. El consistorio se ha visto obligado a cambiar la ubicación del edificio tras la negativa vecinal a que se construyera en los jardines de Can Farrero, situados al lado, para que este espacio se conservara como zona verde.

El texto de la aprobación del proyecto del Centro de Atención Integral / AYUNTAMIENTO DE BCNEl texto de la aprobación del proyecto del Centro de Atención Integral / AYUNTAMIENTO DE BCN

SERVICIOS SOCIALES, POBREZA ENERGÉTICA Y VIVIENDA

El equipamiento contará con un centro de servicios sociales y podrá acoger servicios de salud, educación, vivienda, pobreza energética, ocupación, acción comunitaria, prevención y convivencia. El proyecto, pionero en la ciudad, busca que los vecinos de la Marina del Port puedan tener los todos los servicios básicos en un mismo centro. Fuentes municipales indican que con el nuevo equipamiento se quiere que las personas que lo necesiten puedan intentar solucionar aquí cualquier problema social que tengan, aunque no sea de competencia municipal. 

El Centro de Atención Integral, diseñado por Beta Architecture para Can Farrero / BETA ARCHITECTURE
El Centro de Atención Integral, diseñado por Beta Architecture / BETA ARCHITECTURE

La edificación irá acompañada de la adecuación y reurbanización de los entornos del CAI, cuyo coste ascenderá a 704.772,73 euros. El presupuesto total, incluido el Centro de Atención Integral, se situará en más de 5,6 millones. El edificio se construirá en la esquina de la calle del Foc, a 35 metros del bloque de viviendas más cercano, junto al ambulatorio del barrio y de la parada de autobús. El inicio de las obras está pendiente de la aprobación de los presupuestos municipales y del plan de inversiones del mandato, concretan fuentes municipales.

EDIFICIO SOSTENIBLE

La construcción será sostenible y se adaptará al entorno. El proyecto arquitectónico, diseñado cuando el edificio se tenía que construir para los jardines de Can Farrero, lo llevó a cabo Beta Architecture por encargo de la empresa municipal BIMSA