La Guardia Urbana de Barcelona detuvo este martes a un hombre por, presuntamente, haber atracado en tres ocasiones la misma farmacia del barrio de Poble-sec, en Sants-Montjuïc. Unos asaltos que últimamente se han repetido en otros establecimientos de la zona.

Tras los golpes anteriores, la policía local había elaborado una descripción física del supuesto ladrón, que usaba un arma de fuego y que coincidía plenamente con un individuo localizado, por la tarde, a pocos metros de la puerta del local. Tenía una actitud "nerviosa y vigilante" y hacía amagos de querer entrar en la farmacia. Además, la patrulla dio con él pudo observar cómo escondía algo con la mano en la zona abdominal. Ante la sospecha de que pudiese ser su hombre, los agentes decidieron seguirlo.

Al identificarlo, los agentes descubrieron que llevaba una pistola simulada / GUARDIA URBANA
Al identificarlo, los agentes descubrieron que llevaba una pistola simulada / GUARDIA URBANA

Al oír una sirena intentó huir, pero la Urbana le dio el alto. Durante su identificación, los agentes pudieron comprobar que llevaba una pistola simulada.

El hombre fue arrestado por delitos de robo con violencia e intimidación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.