ARCHIVADO EN:

La Guardia Urbana de Barcelona ha desplegado un dispositivo permanente en la plaza de les Glòries para disuadir a los vendedores ambulantes del llamado "mercado de la miseria", que da por extinguido, aunque aún hay agentes en la zona para informar a aquellos que no sepan de la prohibición.

El dispositivo de la Urbana de este fin de semana desplegó hasta 30 agentes para evitar que los vendedores se instalaran en la plaza, y fuentes municipales han explicado que la presencia policial se mantendrá de forma "dimensionada y preventiva" para evitar que se celebre el mercado.

El consistorio ha detallado que no fue necesaria ninguna acción contundente y que se ha coordinado con los servicios sociales y de limpieza municipales, en una zona en la que a mediados de abril se inaugurará el parque de La Clariana de Glòries y la reforma de la avenida Meridiana entre las calles Independència y Mallorca.

A principios de marzo los vecinos de la zona se quejaron  de la ocupación del espacio público por parte de los manteros, así como de la suciedad que se acumula en las calles cuando el mercado se vacía.