ARCHIVADO EN:

La Guàrdia Urbana arrestó el pasado lunes por la noche a un hombre tras saltarse un control de alcoholemia en el distrito de Sant Martí. El detenido llevaba en el coche dos cuchillos y restos de cocaína, ha informado la policía local barcelonesa a través de twitter.

El conductor se saltó "a toda velocidad" un control de alcoholemia situado en la calle de Pujades. Tras recorrer varias calles poniendo en peligro al resto de conductores y de peatones, el vehículo se detuvo en la calle de Llull. Según la Guàrdia Urbana, en el interior del coche iban dos personas, aunque solo se ha confirmado el arresto del conductor.

La colaboración fue determinante para saber por qué calles circulaba el coche.  El arrestado dio positivo en las pruebas de alcoholemia. La policía imputa al hombre que llevaba el vehículo un delito de conducción temeraria. En el incidente no se produjeron heridos.