ARCHIVADO EN:

El último año de mandato de Ada Colau se presenta complicado. Tras ver como sus dos proyectos estrella de la legislatura, la unión de los tranvías y la multiconsulta, fracasaban este martes al no encontrar el apoyo del pleno del Ayuntamiento, la Superilla del Poblenou, otro emblema de su mandato, se someterá juicio en los tribunales.

La Plataforma d’Afectats per la Superilla de PobleNou (PAS-P9) ha anunciado que presentará en los próximos días una demanda judicial contra el Ayuntamiento de Barcelona en la que solicitarán la retirada del proyecto y la vuelta a la distribución urbanística previa a la implantación de la Superilla.

La denuncia se circunscribe a posibles incumplimientos de la legislación a la hora de realizar modificaciones urbanísticas. Desde la PAS-P9 se presentó una instancia en el Ayuntamiento de Barcelona, que tras no recibir respuesta en el plazo de tiempo reglamentado, les permite llevar el caso a los tribunales.

La PAS-P9 también ha informado de que cada domingo hasta junio colocará una mesa redonda en la confluencia de las calles Rambla del Poblenou y Pujades, para recoger firmas de adhesión a la demanda. Excepcionalmente, este fin de semana la mesa estará operativa el sábado en lugar del domingo.

Desde la PAS-P9 insisten en la falta de consenso sobre la Superilla del Poblenou y critican que el Ayuntamiento que lidera Ada Colau no haya negociado el proyecto ni con los vecinos ni con los demás grupos municipales.

Tras organizar su propio referéndum sobre la aceptación de la Superilla del Poblenou, consulta que el Ayuntamiento se negó a realizar, los resultados mostraron un claro rechazo al proyecto entre los que depositaron su voto, por lo que la PAS-P9 ha trabajado en los últimos meses para que el consistorio reboque el proyecto.