ARCHIVADO EN:

Entre las calles Ciudad de Granada, Doctor Trueta, Roc Boronat y el pasaje Mas de Roda, en el barrio de la Plata del Poblenou, se extendía la fábrica de harina Can Gili Vell. Un molino de grano, una torre de fabricación de harina, una chimenea y varias naves anejas dedicadas al almacenamiento del grano integraban esta antigua fábrica propiedad de Andreu Gil i Guardiola cuyos orígenes se remontan a antes de 1877.

El conjunto estaba rodeado de un muro cuya puerta de entrada daba a la calle Ciudad de Granada. La chimenea y la torre, de seis plantas, ambas de construidas con ladrillo son los dos únicos elementos que se han conservado de todo el recinto, además de una encina que se encontraba en el patio distribuidor.

Una inmobiliaria compró el conjunto fabril con el fin de crear pisos de lujo y edificios de oficinas. No se respetó el perímetro original, se derribaron todas las naves y el patio de entrada quedó reducido a una plaza abierta en las calles Ciudad de Granada y Doctor bautizada como plaza de Mercè Sala. En los terrenos donde estaban las naves, en la calle Roc Boronat, se construyó un gran edificio de oficinas, en el resto, viviendas. Y el resultado, a pesar de que pueda parecer una historia de destrucción, es un acogedor y tranquilo rincón donde modernidad y patrimonio combinan perfectamente.

--

Descubre más curiosidades y rincones de Barcelona en la cuenta de Instagram @inmasantosherrera [link directo]

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.