ARCHIVADO EN:

Agentes de la Guardia Urbana han dado el alto a un turismo que circulaba cargado con 400 litros de gasolina en el barrio del Besòs. Los agentes, que han parado al vehículo por exceso de peso, han hallado hasta 16 recipientes de gasolina que había sido extraída con anterioridad.

Concretamente, el conductor del vehículo, que es chófer de un camión cisterna de combustible, había desviado parte de su carga a los bidones que la policía localizó en el coche.

POR TODO EL VEHÍCULO

Más allá de utilizar tan solo el maletero para ocultar la carga, este ladrón transportaba garrafas llenas de combustible también en el interior del habitáculo, escondidas en el interior de bolsas de basura.

garrafas
Recipientes escondidos en el interior del habitáculo / BCN GUB

La Urbana ya ha llevado a cabo el retorno de la gasolina a su propietario.