Una persona ha fallecido en la playa de Llevant de Barcelona sin que ni la policía ni los médicos hayan podido hacer nada para salvarle la vida.  Según las primeras informaciones, el fallecido es un hombre que ha sufrido algún problema de salud estando fuera del agua y sin que se haya producido ningún acto de violencia que le haya provocado la muerte.

Al presenciar lo que le estaba ocurriendo a esa persona, han sido los propios bañistas los que han dado la voz de alarma, avisando a la policía y a los servicios de emergencia, cuando han comprobado que una de las personas que estaba en la playa aparentaba tener problemas físicos.

MANIOBRAS INFRUCTUOSAS

Inmediatamente se han desplazado a la zona varias dotaciones de la Guardia Urbana y de los Mossos d’Esquadra. Sin embargo, cuando han llegado al lugar de los hechos el hombre ya había fallecido y las maniobras de rehabilitación han sido totalmente infructuosas y no han servido para recuperarle.

También se ha desplazado a la playa una ambulancia del Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM), pero pese a los esfuerzos de los sanitarios no han podido hacer nada para salvar la vida de la persona.

El hombre no presentaba signos de violencia por lo que las primeras hipótesis apuntan a una muerte natural por un problema de salud. Ha sido el propio médico de SEM el que ha certificado la muerte en el mismo lugar de los hechos.

Automáticamente se ha puesto en marcha el protocolo de actuación para estos casos y el cadáver ha sido trasladado a un hospital, desde donde el suceso se pondrá en conocimiento de los familiares del fallecido.