Investigación en marcha. Fuentes de los Mossos d'Esquadra han confirmado que están detrás del presunto caso de abusos sexuales a dos niñas de corta edad en la escuela Grèvol, en el barrio del Poblenou. La policía autonómica investiga las agresiones junto a la Fiscalía de Menores de Barcelona. Presuntamente, el autor de los tocamientos es un joven de 15 años, y también estudiante del centro.

Metrópoli Abierta ha publicado este jueves en exclusiva los presuntos abusos sexuales en la citada escuela barcelonesa tras tener constancia de ellos a través de dos familias del centro y de la carta que la dirección envió a los padres en la que reconoce que hay dos denuncias de familias que aseguran que sus hijos -concretamente dos alumnas- han sufrido abusos por parte de un alumno mayor. Las agresiones habrían sido tocamientos "por fuera de la ropa", dice la carta, en horario escolar.

DECLARACIÓN ANTE FISCALÍA

Desde la Fiscalía de Menores, un portavoz ha confirmado que se ha incoado un procedimiento. El Ministerio Público habla de, al menos, dos posibles víctimas. Por ahora, la Fiscalía no ha acusado al presunto agresor y está a la espera de que declare, algo que podría producirse a finales de la próxima semana. Al tratarse de menores, tanto las personas atacadas como el presunto agresor, los Mossos no han querido dar más detalles de la investigación. 

Los hechos ocurrieron el 30 de enero y el 20 de febrero de este 2020. El pasado día 21, tras conocerse el segundo presunto abuso, la dirección de la escuela envió una carta a las familias. En ella asegura que ha activado "los protocolos de actuación, entre los departamentos de Treball, Afers Socials i Famílies y Ensenyament, de prevención detección, notificación, derivación y coordinación de las situaciones de maltrato infantil y adolescente en el ámbito educativo", y que el centro está en contacto con el Consorci d'Educació de Barcelona, una entidad externa especializada en estos casos (la Fundación Vicky Bernadet), la Fiscalía de Menores y los Mossos. "Hemos traspasado información a estos órganos para hacer una mejor y correcta gestión del conflicto".  

Después de que este medio destapara el caso, este jueves la escuela ha enviado un segundo comunicado. En él, el centro no niega en ningún momento los hechos y reitera que puso en marcha el citado protocolo tras conocer las "presuntas conductas inapropiadas". La escuela también subraya que muestra "tolerancia cero" hacia cualquier tipo de maltrato y otras conductas inapropiadas. El centro pide preservar la identidad, la intimidad, la "presunción de inocencia" y los derechos de todos los menores.

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

Fuentes del Consorci d'Educació de Barcelona señalan que el protocolo contra abusos se aplicó el día 3 de febrero, tres días después del primer posible abuso, informando de los presuntos abusos a los Mossos y a la Fiscalía. El equipo directivo de la escuela informó a los profesores que realizaron una "vigilancia discreta" para controlar al joven que, sin embargo, repitió, presuntamente, los tocamientos a una segunda niña el 20 de febrero. 

El 4 de febrero, el centro notificó los hechos al inspector educativo de la zona. Desde el Consorci d'Educació de Barcelona justifican que el joven continúe asistiendo a las clases porque prevalece la presunción de inocencia sobre el menor. La primera carta no llegó a las familias hasta el 21 de febrero.

IDENTIFICADO EL PRESUNTO AGRESOR

Tras el envío de esta carta, una persona del centro, también estudiante, habría identificado al joven y lo habría comunicado a la escuela y ésta lo habría trasladado a los Mossos. Por ahora, la identidad del presunto agresor no se ha dado a conocer, ni siquiera a las familias afectadas. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.