ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra disolvieron una fiesta ilegal en la madrugada del domingo al lunes en un local del barrio del Poblenou, en Barcelona. En el momento de la intervención policial, había 11 personas en el espacio, pese a las restricciones existentes en Cataluña por el toque de queda.

Todas ellas fueron indetificadas y denunciadas por una patrulla de la policía catalana por saltarse las normas contra la propagación del Covid-19.

COLABORACIÓN VECINAL

Según fuentes policiales, todo empezó cuando un vecino alertó a la policía hacia las dos de la madrugada del lunes que se estaba produciendo una fiesta se en un piso de un pasaje situado en el Poblenou. La policía, al llegar al lugar de los hechos, certificó que se estaba llevando a cabo la celebración e identificó y denunció a los allí presentes.  

Cabe recordar que uno de los motivos por las que las autoridades sanitarias han impulsado este toque de queda es para evitar incidentes como los ocurridos en Sant Martí el pasado lunes. Es decir, para que no se produzcan actos, como celebraciones o fiestas, que son cómo se suele propagar más el virus. Además, en este caso, se estaba superando el aforo máximo de seis personas en una misma reunión.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.