Crece el rechazo a Ada Colau en Sant Martí. Jordi Campins, presidente de la Plataforma d'Afectats per la Superilla del Poblenou, califica de “inmoral e inaceptable” la subvención de 500 euros que el Ayuntamiento de Barcelona ha concedido al cómic del Capitán Superilla en el que se ridiculiza a los detractores de la supermanzana del barrio.

“De Colau y su tribu no me sorprende nada. Se comportan como una tribu primitiva, sin valores, y su subvención al cómic de la Superilla es inmoral e inaceptable”, denuncia Campins.

LA CONSULTA DE LA SUPERILLA

El presidente de la plataforma vecinal recalca: “Personalmente, tengo la piel muy dura, pero los vecinos están muy molestos”. “Esos 500 euros podrían destinarlos a las necesidades de los ciudadanos o del barrio, como adecentar Pere IV y Almogàvers”, añade Campins, quien se toma con buen humor su personaje en el cómic: “Sinceramente, creo que me han dejado bien. Yo soy el hombre del sombrero que trabaja para las fuerzas del mal, eso sí, con un poco de sobrepeso”.

Campins, en un tono más serio, lamenta que el gobierno de Colau no haga una lectura crítica del resultado de la consulta vecinal del pasado mayo en el que los vecinos del Poblenou rechazaron mayoritariamente (87,2% de los votos) la Superilla. “Aunque no quieren asumirlo, el resultado tendrá consecuencias. Para empezar, la mayoría de los partidos políticos ya ha pedido la retirada de la Superilla del Poblenou. Si tuvieran cintura política, negociarían con la oposición”.

Capità Superilla

Expresidente del principal sindicato de Catalunya Caixa, Campins avisa de que en las próximas elecciones municipales pedirán el voto “para aquellas fuerzas políticas que se posicionen a favor de la retirada de la Superilla”. Y, en conversación con Metrópoli Abierta, remarca que la plataforma aboga por la “restitución de la circulación lineal e interrumpida por todas las calles” del barrio.

En una entrevista concedida a este medio en marzo, Campins manifestó que “el gurú que ideó la superilla vive en Matrix”.