La piqueta ha arrasado en horas el asentamiento irregular de Glòries, el mayor de Barcelona / HUGO FERNÁNDEZ
La piqueta ha arrasado en horas el asentamiento irregular de Glòries, el mayor de Barcelona / HUGO FERNÁNDEZ

La piqueta arrasa el asentamiento irregular de Glòries, el mayor de BCN

El solar, con 61 personas y ocupado desde 2016, ha sido desalojado por la Guàrdia Urbana por orden judicial

Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 24/07/2018 14:28 h.

A mediodía de este martes, las decenas de barracas del asentamiento de Glòries, el más grande de la ciudad, eran historia. Las excavadoras trabajaban a destajo derribando las chabolas de madera. En pocas horas, el solar ha quedado arrasado por la piqueta. En las puertas de la parcela, ocupado según el Ayuntamiento desde marzo de 2016 de manera estable, había todavía algunas de las familias que han sido desalojadas: gente mayor, hombres, algunas mujeres jóvenes, niños.... con carritos de super llenos de sus pocas pertinencias y chatarra.

Según la regidora de Derecho Sociales, Laia Ortiz, en el solar vivían unas 61 personas. Ortiz asegura que se les informó del desalojo decretado por un juez para este martes hace semanas. "Se entregaron 46 órdenes judiciales a las personas que se localizaron. Otras ya se habían ido", afirma. El objetivo del desalojo responde a la intención de recuperar el solar, que tiene una parte pública, y porque existía un riesgo para los ocupantes, tanto por la falta de salubridad como por riesgo de incendio. El consistorio asegura que ha ofrecido alojamiento a todos. Unas 15 personas han acabado aceptando la propuesta municipal.

La Guàrdia Urbana en la entrada del solar desalojado de Glòries / HUGO HERNÁNDEZ
La Guàrdia Urbana en la entrada del solar desalojado de Glòries / HUGO HERNÁNDEZ

El desalojo se ha iniciado hacia las 9.00 horas y ha contado con un amplio dispositivo de la Guàrdia Urbana y efectivos de servicios sociales para ofrecer ayuda y alojamiento a estas personas. Fuentes municipales explican que se la actuación se ha llevado a cabo sin ningún tipo de incidente y que la policía se ha dedicado a hacer una labor preventiva.

10 AÑOS EN ESPAÑA

Una de las personas que vivía desde hace meses en el terreno, situado entre las calles de Tànger, Pamplona y Àlaba, en el distrito de Sant Martí, es Said. Marroquí de nacimiento, dice llevar 10 años en Barcelona y estar en situación legal en España. "Antes trabajaba en una casa limpiando. Tenía contrato, pero me quedé en paro", cuenta a Metrópoli Abierta. La falta de ayudas y de casa le llevaron a vivir en una chabola. Ahora malvive de la venta de la chatarra en el mercado de la miseria de Glòries, a pocos metros del solar. Said asegura que no le han ofrecido ningún alojamiento. Solo tiene una cita para servicios sociales para no sabe muy bien cuándo, añade. Said mientras habla con este medio no puede dejar de llorar.

Said asegura que en el solar habitaban muchas personas más. "Quizá había unas 200". Algunas entraban y salían. El Ayuntamiento también reconoce la existencia de esta población fluctuante, lo que aumentaría las cifras facilitadas por el consistorio. Ortiz dice que en el solar sobre todo había hombres jóvenes, pero también tres familiares con menores. Dos asegura que ya han aceptado la ayuda de alojamiento municipal en centros de primera acogida, el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona y en pensiones, y se trabaja con la tercera para que acepte un realojamiento. En cualquier caso, la mayoría de veces, estos alojamientos son temporables, y es probable que en poco tiempo la mayoría de personas vuelva a ocupar este solar u otro.

Algunos de los ocupantes del asentamiento de Glòries desalojado / HUGO FERNÁNDEZ
Algunos de los ocupantes del asentamiento de Glòries desalojado / HUGO FERNÁNDEZ

10 NIÑOS

Bianca, una de las ocupantes, subraya que en el solar había al menos 10 niños. Alguno de los pequeños tiene meses de vida. Bianca es rumana y es de las pocas del grupo que está con ella que habla castellano. "Nadie nos ha avisado del desalojo. Tampoco nos han ofrecido ningún alojamiento". Requerido el Ayuntamiento, Ortiz reitera que sí que se ha ofrecido una alternativa habitacional a estas personas. En el solar vivían personas de nacionalidades muy distintas, aunque predominaban las de países del norte de África y del este de Europa.

Según los últimos datos municipales, en Barcelona 536 personas viven en 77 asentamientos diseminados por la ciudad. La cifra ha ido al alza este mandato. En 2015, se registró el mínimo histórico, con 412 individuos en 50 campamentos. Pese al incremento, que el Ayuntamiento culpa a la llegada de más personas provenientes del este de Europa, Ortiz asegura que las ayudas al Plan de Asentamientos Irregulares, diseñado por el gobierno del alcalde Xavier Trias, han pasado de 275.000 a 600.000 euros anuales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.