La Guàrdia Urbana de Barcelona se ha incautado de un total de 750 plantas de marihuana en un local del barrio de La Vila Olímpica del Poblenou, en el distrito barcelonés de Sant Martí. En la operación ha sido detenida una persona a la que se acusa de un presunto delito contra la salud píblica, por la tenencia ilícita de la plantación, y también por defraudar con el fluido eléctrico.

La operación policial fue posible gracias a la colaboración de los vecinos, que alertaron a los agentes de que en el local y sus aledaños había continuamente un fuerte olor a marihuana y además no paraba de escuchar un ruido constante de los extractores de aire. Tras abrir una línea de imvestigación por las reiteradas quejas de los vecinos, los agentes decidieron entrar en el local este pasado viernes y descubrieron la plantación.

En la operación, los agentes de la policía barcelonesa decomisaron 20,6 kilos de marihuana, 500 gramos de polen de hachís y 2.200 euros en metálico. Además, en el local donde operaba el detenido se confiscaron dos básculas de precisión y 29 lámparas especiales para el cultivo interior en plantaciones. La Guàrdia Urbana calcula que las 750 plantas de plantación de Vila Olímpica podían producir unos 28 kilos de marihiuana por cada cosecha, lo que tiene un valor de mercado de unos 140.000 euros, Como las plantaciones de marihuana acostumbran a dar tres cosechas al año, los agentes calculan que el detenido obtenía anualmente 420.000 euros con la venta de las hojas de las  plantas y sus derivados .

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.