ARCHIVADO EN:

Nuevo error de los comuns en el Ayuntamiento de Barcelona, esta vez en el Distrito de Sant Martí. Unos 60 niños y adultos que tenían que participar este domingo en la bicicletada popular de la fiesta mayor de las calles de Paraguai-Perú no pudieron salir porque la Guàrdia Urbana no se presentó pese a que la asociación de vecinos, organizadora del evento, disponía del permiso correspondiente firmado por el distrito el pasado 31 de mayo.

Cuando se acercaba la hora de la salida de la bicicletada, prevista para las 11.00 horas, el presidente de la asociación de vecinos, Hilario Cabezas, llamó a la comisaría de la policía local para saber qué pasaba y por qué motivo no habían llegado los agentes que debían escoltar a los participantes, pero cual fue su sorpresa cuando le dijeron que no irían "porque no tenían agentes disponibles".

Se da la circunstancia de que la misma hora en que se tenía que celebrar el acto de la fiesta mayor, nueve furgonetas de la Guàrdia Urbana estaban en la plaza de les Glòries en un operativo policial contra el top manta de la miseria. El despliegue de agentes en la zona era muy superior al habitual --un día antes el concejal socialista Jaume Collboni había puesto el grito en el cielo por el crecimiento de este mercado ilegal-- y es más que probable que los policías que debían vigilar las bicicletada los hubieran enviado a Glòries.  

En conversación con Metrópoli Abierta, el presidente de los vecinos ha calificado la suspensión como "una torpeza" del Distrito de Sant Martí. En Paraguay-Perú llevan unos 40 años haciendo la fiesta mayor y hasta ahora no se habían encontrado con un problema similiar, ni en tiempos del PSC, con Paco Narváez al frente del distrito, ni cuando Xavier Trias comandaba el Ayuntamiento de Barcelona. Ni los días anteriores a la bicicletada ni el mismo domingo, nadie del distrito avisó a los vecinos que el acto no podría realizar.

La regidora de Ciutadans, Marilén Barceló, fue la persona que dio a conocer este nuevo traspiés del gobierno de Ada Colau, en este caso del concejal de Sant Martí, Josep Maria Montaner. "La falta de previsión del distrito hace que la asociación de vecinos de Paraguai-Perú se quede sin bicicletada. Gestión fracasADA", escribió en twitter.

"Es un caso más de la ineficacia y de la falta de proximidad del gobierno de Colau. Lo mínimo que podría hacer el distrito es pedir una disculpa a la asociación de vecinos, que ha estado todo el año preparando las fiestas, y cuando llega el día no puede hacer un acto por falta de previsión municipal", ha subrayado Barceló a este medio.