El 'No' se impone. Esta ha sido la reafirmación de los detractores de la Superilla que, con la consulta vecinal que han organizado desde la Plataforma d'Afectats per la Superilla del Poblenou (PASP9), han visto como la mayoría de los vecinos les daban la razón. O por lo menos, aquellos que han participado. Del 26% del censo estimado, el 87% de los 'electores' se han decantado por el 'no'. De hecho, los vecinos partidarios del proyecto, agrupados en el Col·lectiu Superilla Poblenou, ya anunciaron semanas atrás que no acudirian a votar.

La de hoy ha sido la tercera votación, tras las dos anteriores 14 y 21 de mayo. La pregunta no se andaba con rodeos: “¿Quieres el actual proyecto de la Superilla del Poblenou?”. El objetivo final de PASP9 es que el consistorio se eche atrás y retire el proyecto aunque saben que esta consulta “no tendrá las mismas garantías” que si la organizara el Ayuntamiento. De hecho, desde la plataforma vecinal ya han amenazado con llevar al consistorio a los juzgados si este continúa renunciando a sentarse a la mesa con ellos.

DETRACTORES: "NO SOLUCIONA NINGUNO DE LOS PROBLEMAS"

En una entrevista a Metrópoli Abierta, el portavoz de los vecinos críticos con el proyecto, Jordi Campins, explicaba que, a ojos de esta plataforma, la Superilla “no ha solucionado ninguno de los problemas que nos dijeron que intentaba solucionar”. Además, Campins considera que su implementación “nos ha provocado una serie de incomodidades y un empeoramiento de la calidad de vida, así como la bajada de negocio de muchos comercios de dentro de la Superilla”.

De hecho, aunque inicialmente la consulta estaba planteada para la zona de la Superilla y sus calles perimetrales, el deseo de expresar su opinión en las urnas de muchos residentes de Poble Nou que viven más allá del área más inmediata ha provocado que la consulta se haya ampliado a una segunda urna que ha recogido los votos de estos vecinos.

 

 

PARTIDARIOS: "MEJORA LA CALIDAD DE VIDA DE LOS VECINOS"

Frente a esta firme oposición que crítica el proyecto del gobierno municipal está el Col·lectiu Superilla Poblenou, que celebra la recuperación del espacio público para los peatones. Para ellos, la Superilla hace posible que se rompa la hegemonía de los coches en esta área, disminuye los niveles de contaminación y, consecuentemente, supone una mejora de la calidad de vida de los vecinos.

En referencia a la consulta, durante el pasado Consell plenari de Sant Martí, el portavoz del colectivo partidario de la Superilla, Carles Peña, expresó que desde esta plataforma no acudirían a votar. El Col·lectiu Superilla Poblenou considera que los vecinos y colectivos “ya están formando parte de un proceso de participación a través de las comisiones de seguimiento en las que todas las entidades de barrio están representadas”.