Los tres detenidos por los Mossos d'Esquadra por una agresión sexual múltiple a una mujer en Barcelona han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción 29 de la capital catalana, en funciones de guardia, que ha decretado su libertad provisional con la adopción de medidas cautelares.

La policía autonómica detuvo el pasado viernes a dos hombres acusados de raptar y agredir sexualmente a esta joven de 25 años de nacionalidad rusa. La mujer, que fue retenida en contra su voluntad, fue violada de forma reiterada en un solar abandonado del barrio del Poblenou.

El suceso ocurrió el pasado 16 de julio, cuando varias personas localizaron a la víctima y comprobaron que tenía múltiples moratones en las piernas, los brazos y estaba sangrando por la boca. La víctima fue trasladada de inmediato al hospital Clínic, donde visitó al médico forense de guardia para tratar las lesiones.

DATOS CONFUSOS

La joven de 25 años explicó a los agentes que estaba durmiendo en la estación del Nord de la ciudad, cuando unos individuos la despertaron a golpes y, contra su voluntad, la arrastraron por la fuerza hasta un solar abandonado del Poblenou.

La víctima presentó ante los Mossos datos confusos como por ejemplo que fueron veinte los hombres que la habrían agredido sexualmente durante los dos días pero, cuando se recuperó de las heridas y estuvo más calmada ante los hechos, relató que fueron cuatro los varones que habían abusado de ella sexualmente, según avanza La Vanguardia.

DETENIDOS CON ANTECEDENTES

La mujer logró escapar tras dos días secuestrada y aseguró que durante su arresto, los agresores, junto a una mujer que también la estuvo maltratando, la habían estado drogando, ya que apenas recordaba nada.

La madre de la víctima vive en Benidorm y quería que su hija volviera a Rusia porque “no estaba pasando por un buen momento”. Tras el suceso, los Mossos le avisaron y ella desconocía que su hija estuviera en Barcelona.

Los tres detenidos tienen antecedentes y vivían en uno de los campamentos de rumanos ubicados en Poblenou. La investigación policial continúa abierta con el objetivo de localizar a los otros dos sospechosos.