El Ayuntamiento de Barcelona ha entregado más del 80% de las "órdenes de cese de actividad" de los locales de ocio nocturno del Port Olímpic. Así lo aseguran a Metrópoli Abierta fuentes municipales. Desde el pasado 30 de mayo, una decena de establecimientos están funcionando sin licencia y el temor de asociación de vecinos de la Vila Olímpica, que preside Jordi Giró, es que con el fin del estado de alarma el resto aproveche para abrir.

El consistorio afirma que las órdenes de cese se están haciendo llegar tanto a los negocios que están abiertos como a los cerrados, una treintena en total. Las fuentes consultadas no han concretado cuándo se llevará a cabo el precinto, si los locales siguen operando, tras la orden de cese municipal y prefieren ir paso a paso para evitar que hayan errroresEl Ayuntamiento sí que prevé que los titulares de los negocios presenten un recurso contra las clausuras y que se pueda llegar a la vía contencioso-administrativa.

"PROBLEMAS JURÍDICOS"

La licencia de estos locales acababa el 30 de abril, pero a causa de la crisis sanitaria, el permiso se alargó hasta finales de mayo. Según el Ayuntamiento, las llaves se tenían que haber devuelto el 2 de junio, pero no fue así. En la pasada comisión de Urbanismo, la teniente de alcaldía, Janet Sanz, reconoció "problemas jurídicos", por el estado de alarma, en la incoación de las finalizaciones de las concesiones, lo que ha permitido que estos locales hayan encontrado el amparo legal para seguir operando.

Hace unos días, Crónica Global avanzó que los locales de ocio nocturno no consideran válida la extinción de licencia dictada por el consistorio por "urgencia sobrevenida" para este viernes, 19 de junio, y sostienen que los permisos de explotación, según sus cálculos, no se agotan hasta agosto. Fecalon, la patronal del ocio nocturno en Cataluña, presentó en abril un escrito de queja en el Ayuntamiento, que también ha sido remitido a la Autoritat Catalana de la Competencia

LICITACIÓN PARA EL DERRIBO

Los planes municipales pasan porque, una vez se hayan cerrado los locales, tenerlo todo a punto para derribar las edificaciones. En este sentido, la empresa B:SM, gestora del Port Olímpic, ya está licitando el contrato de las obras para echar al suelo los locales del muelle de Mestral, en este caso las edificaciones interiores y adyacentes y las terrazas exteriores. El coste de las obras, que acaba el plazo de presentación de ofertas el 1 de julio, es de 1,3 millones.

TRANSFORMACIÓN EN USOS CIUDADANOS Y DEPORTIVOS

El Ayuntamiento gestiona el Port Olímpic desde el pasado mes de abril. El proyecto prevé la transformación de la zona en un espacio de uso ciudadano, con zonas de paseo y descanso, equipamientos vinculados a los deportes marítimos y con un frente marítimo integrado en la trama urbana. La remodelación se tenía que iniciar este 2020 y acabar en 2022, pero habrá que ver si se puede cumplir el calendario y no se producen retrasos. El coste de la remodelación rondará los 40 millones de euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.