El PSC deja la calle de Nicaragua, 75, y se traslada a la calle de Pallars, 191. Después de 38 años en Les Corts, los socialistas catalanes inician este lunes una nueva andadura en el Poblenou, en un edificio que albergó una fábrica de componentes electrónicos.

Los socialistas catalanes llegaron a Nicaragua en 1980, dos años depués de su fundación, cuando bajo unas mismas siglas confluyeron la Federació Catalana del PSOE y las formaciones PSC-Congrés y PSC Reagrupament, y se nombró como primer secretario a Joan Reventós, que llegó a ser president del Parlament de Catalunya.

En 1980, en esta zona de Les Corts próxima a Sants predominaban los viejos recintos industriales y los talleres, y el que por aquel entonces era el secretario de organización del PSC, Carlos Zigarrán, encontró en una subasta, este edificio que había albergado la fábrica de lámparas FER para coches y motocicletas.

HOGUERAS PARA CALENTARSE

El PSC se instaló en esta sede con las elecciones autonómicas de 1980 a la vuelta de la esquina. "Era invierno. Hacía frío. El local no estaba acondicionado y tuvimos que hacer varias hogueras para calentarnos", recuerda el que fue secretario de Organización del PSC, Josep Maria Sala. De aquel año, Sala destaca "la complejidad" del primer consejo nacional. "Veníamos de varias formaciones y todo el mundo quería poner a sus candidatos".

El PSC puso a la venta la sede de Nicaragua en junio del 2016 por unos 10 millones de euros. El ingreso debería servir a los socialistas para mitigar una parte importante de su deuda, que ronda los 12 millones de euros. La nueva sede del Poblenou, en la que los socialistas se han instalado en régimen de alquiler con opción a compra, es tres veces más pequeña que la de Nicaragua, que tenía 4.700 metros cuadrados 

Unos los históricos dirigentes del PSC que sale ganando con el cambio es el exconcejal del Ayuntamiento de Barcelona, Francesc Narváez, que tendrá la nueva sede en el mismo distrito del que fue regidor, Sant Martí. "Por nuestras ideología de izquierdas, nos corresponde más estar en Sant Martí, un barrio más obrero, que en Les Corts", dice el exconcejal, aunque reconoce sentir nostalgia tras casi cuatro décadas en Nicaragua. 

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha anunciado que la nueva sede de los socialistas llevará el nombre de Reventos. El nombre oficial será Casal Socialista Joan Reventós. "Pasamos de una fábrica de componentes mecánicos a una de componentes electrónicos, adaptándonos a los nuevos tiempos y modernizando la estructura del partido", según Illa.

EL TRIUNFO DE CHACÓN

En Nicaragua, el socialismo catalán ha vivido algunas de sus momentos más dulces, como la victoria de Felipe González en las elecciones generales de 1982, los 25 diputados que Carme Chacon obtuvo para el Congreso de los Diputados en 2008, o el triunfo de Pasqual Maragall en las eleccciones autonómicas de 1999. Ese año, Maragall no logró ser president de la Generalitat y tuvo que esperar cuatro años para llegar al cargo, en 2003 en un tripartit con ICV y ERC. Sala tiene un recuerdo especial de las elecciones del 82. "El comité de campaña, con Felipe González y Raimon Obiols, estaba en Nicaragua, aunque la noche electoral la celebramos en el hotel Manila".

También ha sido en Nicaragua donde los socialistas han vivido algunas de sus noches más aciagas. Electoralmente, uno de los momentos más oscuros fue cuando el PSC tocó fondo en las autónomicas de 2015 y se quedó con 16 diputados. Aunque para Sala los días más tristes fueron el del asesinato de Ernest Lluch a manos de ETA --el 21 de noviembre del 2000--, el reciente fallecimiento de la exministra Chacón y la muerte de un antiguo miembro del POUM de un infarto en la misma sede de Nicaragua durante un acto de homenaje.

Narváez se dejaba ver poco por Nicaragua. "Sobre todo iba cuando se celebraba el Consejo Nacional". Recuerda especialmente el ascensor forrado con fotos en blanco y negro de dirigentes del PSC de hace varias décadas. El ascensor es muy lento y va desde el sótano del edificio hasta la cuarta planta, la del poder. "Es conocido como el montacargos, porque cuando se celebraba alguna reunión importante, todos los diputados o altos cargos del partido subían por ese ascensor", explica Narváez. A la histórica foto se le buscará un emplazamiento en la nueva sede del Poblenou.

PATIO CON ÁRBOLES FRUTALES

En Nicaragua, el primer secretario del PSC tenía el despacho en la cuarta planta. Por allí pasaron Reventós, Raimon Obiols, Pasqual Maragall y ahora Miquel Iceta, entre otros. En el mismo edificio había un patio de unos 200 metros cuadrados. Durante años, Sala fue plantando árboles frutales provenientes de las ferias de Molins de Rei o de Sant Boi. "Llegamos a tener unos 25. Un melocotonero, un ciruelo. Hasta un par de cerezos". Ahora, con el traslado, algunos se han entregado a espacios protegidos, pero otros, por su tamaño se han quedado en la vieja sede. "Era difícil trasladarlos".

El 10 de septiembre de 1990, la histórica sede del PSC sufrió un atentado. En aquella época no había seguridad en la puerta. Los miembros del grupo terrorista GRAPO dejaron el artefacto en el vestíbulo, que quedó completamente destrozado. En un principio se pensó que era una falsa alarma, pero cuando uno de los terroristas mostró el arma quedó claro que no era así. El edificio fue evacuado y la bomba explotó 15 minutos después sin causar daños personales.

Más recientemente, el pasado 20 de septiembre, la sede del PSC sufrió otro ataque, aunque de menor envegadura. En pleno proceso independentista, un hombre cogió un ladrillo y lo lanzó contra el cristal del edificio. Dos trabajadores fueron heridos.