De todos es sabido que la política hace extraños compañeros de cama y provoca variopintas argumentaciones para avalar una idea cuando gusta y desprestigiarla cuando no. Por eso no es de extrañar que por un lado desde el Ayuntamiento se avale la consulta sobre el albergue de la Villa Olímpica, en la que participaron 1297 personas, y se ningunee el resultado del de la superilla, con una participación de 1739 personas.

Y, puesto a comparar, ambas votaciones se hicieron en el mismo distrito de la ciudad, y los organizadores de la votación del albergue de la Villa Olímpica estimaron que la participación fue del 20 % de los vecinos llamados a la consulta,  mientras que los de la superilla informaron que había ido a votar el 25 % de los que podían hacerlo.

Para el regidor de Sant Martí, Josep Maria Montaner, la primera votación está legitimada y el resultado será atendido por el Ayuntamiento de Barcelona, pero la segunda no tiene ninguna legitimidad ya que, a su parecer, la escasa participación no representa la opinión el barrio.

“La votación de la superilla nos da un indicio de que hay gente en contra de ella”, argumenta Montaner en BTV, “pero no nos dice si se está más a favor en contra, porque los que están a favor no fueron a votar en bloque”.

Su opinión respecto al referéndum del albergue es algo diferente: “El Ayuntamiento asume el resultado ya que nos presiona. Además, lo del albergue es diferente. El proceso se inició en la etapa anterior y ha vitado un porcentaje significativo. El Ayuntamiento está en contra del albergue, pero cumple con todas las normativas y, además, legalmente no se puede expropiar”.

RESULTADOS SIMILARES

En el referéndum de la superilla, que se realizó durantes tres domingos consecutivos de mayo, el resultado fue que un 87,2 % de los votantes se mostraron en contra de la infraestructura, un 12,5 %, a favor, y hubo un 0,3 % de votos en blanco.

En el caso de la votación respecto al albergue de la Villa Olímpica, los resultados fueron también muy contundentes: 97,1 % en contra del albergue,2,31 %, a favor y un 0,97 % en blanco.

Ninguno de los dos referéndums estaba avalado por el ayuntamiento y ninguno de ellos tenia, por lo tanto, carácter vinculante, aunque el consistorio siempre ha defendido que es muy importante tener en cuenta la opinión de los vecinos en asuntos que puede afectar de manera directa a su día a día.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.