ARCHIVADO EN:

Las discotecas y locales de ocio del Port Olímpic han dejado plantado este jueves al teniente de alcalde Albert Batlle, que había convocado una reunión para hacer balance de la inseguridad en la zona. A la cita ha asistido solo un empresario, en representación de uno de los 26 locales que hay.

El miembro del PSC ha anunciado que desde el consistorio impulsarán el blindaje “permanente” en el amarradero, donde se encuentran unas 26 discotecas, con unidades de antidisturbios de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana.

INCREMENTO DE LA SEGURIDAD

También han estado presentes portavoces de las discotecas del Front Marítim y restauradores del paseo marítimo, que han aprovechado para explicar a Batlle su descontento con el incremento de violencia por la noche en los espacios de ocio de la zona. 

El Port Olímpic de Barcelona colocará videovigilancia y aumentará los vigilantes de seguridad en las cercanías de la zona de ocio tras la última pelea en Barcelona que saldó con un hombre muerto el domingo pasado. Así lo ha explicado el quinto teniente de alcalde en la convocatoria, donde también ha apuntado que el refuerzo de agentes se ajustará en función de las necesidades y el momento.

PREVENCIÓN DE VIOLENCIA SEXUAL

En este sentido, Batlle ha explicado las tres medidas acordadas tras la reunión de urgencia entre el gobierno municipal, los dos cuerpos policiales, los operadores de la zona y Pobasa, la empresa concesionaria.

El responsable de seguridad en el consistorio ha señalado como medidas principales el "refuerzo de seguridad para un ocio seguro y saludable", que incluirá la instalación de cámaras de vigilancia, el despliegue de más vigilantes en la zona, el refuerzo de la prevención de violencia sexual y la promesa de que los antidisturbios de Mossos y Urbana permanecerán "día y noche, entre semana y en fin de semana" junto a la instalación.

Finalmente, también ha apuntado que el consistorio actuará para eliminar "zonas oscuras" y poco iluminadas, que puedan facilitar la delincuencia.

"ACABAR CON EL OCIO NOCTURNO"

Janet Sanz, por su parte, ha recordado que las concesiones de los locales acaban en 2020, año en que el Ayuntamiento comenzará a gestionar directamente la zona.

Por el momento esta gestión es competencia de la Generalitat, que ha acordado la cesión con el consistorio a partir del año que viene. "Queremos acabar con el ocio nocturno actual, no es lo que necesita el Port Olímpic", ha añadido la cuarta teniente de alcalde.