Los vecinos de Diagonal Mar han estallado contra el Gobierno municipal de Ada Colau. El detonante ha sido unas declaraciones del concejal de Presidencia, Jordi Martí Grau, quien ha calificado al barrio la "peor operación urbanística de la ciudad".

Martí aún fue más allá, y trató proyectos del distrito que finalmente no se llevarán a cabo según la propia administración, como la construcción de vivienda social en la confluencia de la calle Llull con la avenida Diagonal.

El trato de Martí ha provocado la respuesta de dos colectivos vecinales del barrio, la Associació de Veïns Casal Diagonal Mar y el Movimiento Diagonal Mar, quienes le han hecho llegar un escrito que no ha obtenido respuesta.

HISTORIA DEL BARRIO

Los residentes han recordado a Martí el carácter histórico del barrio. En el texto, las asociaciones referencian los inicios de la zona en los años '70, cuando se materializaron las "cooperativas de vivienda Montseny, Sagrat Cor de Jesús y Rivera" y las dificultades que pasaron sus impulsores para comenzar la configruación de Diagonal Mar.

Los residentes también recuerdan que en los '90 se llevó a cabo la construcción de "pisos de enfoque social" que dieron respuesta a la demanda existetnte. En 1996, destacan, el promotor inmobiliario "Gerald Hines sobrevoló en helicóptero el barrio" y proyectó "diversos bloques de viviendas, hoteles, oficinas, un centro comercial y un gran parque público que permiten a la ciudadanía trabajar, comprar y divertirse en una distancia corta".

En los 2000, los pisos sociales continuaron en aumento hasta que, en el mandato actual, el gobierno de Colau negó que se fueran a construir los pisos de vivienda dotacional previstos en el pasado mandato.

'PIJOS RICOS'

Las asociaciones han recordado a Martí que el Gobierno municipal ha "criticado e insultado" a los vecinos llegando a calificarles de "pijos ricos", cuando el barrio se compone de "trabajadores, matrimonios y jubilados" que llevan su día a día "con enorme sacrificio" y lejos de un estilo de vida "ostentoso".

Los residentes han remarcado que están "hartos del maltrato verbal" en que se ven envueltos "por culpa del equipo de Gobierno municipal", y le han pedido que "rectifique en la forma de sus intervenciones y comentarios y se lo haga saber" al resto de concejales y consejeros de los comunes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.