Los vecinos de Diagonal Mar han vuelto a pedir al Ayuntamiento de Barcelona y al Distrito de Sant Martí que se cambie de lugar la playa para perros, que en los dos últimos años se ha instalado en un lateral de la playa de Llevant. Y al parecer este año va a ser igual.

Por ello, varias asociaciones de vecinos de la zona se ha dirigido a los responsables del Ayuntamiento de la ciudad y del distrito de Sant Martí con una petición: que trasladen la playa de perros de la zona donde se ha ubicado en los últimos años al solar en el que se iba a instalar el zoo marino. De esta forma se recuperaría la totalidad de la playa de Llevant para el uso de las personas.

En las peticiones, enviadas a Ada Colau, Janet Sanz, regidora de Ecologìa, Urbanismo y Movilida, y a Josep Maria Montaner, regidor del distrito de Sant Martín, los vecinos defienden que “quieren recuperar la Platja del Llevant como espacio dedicado al uso exclusivo de las personas con necesidades especiales (tercera edad y discapacidad)”.

Los vecinos quieren dejar claro que no están en contra de los perros, de hecho muchos de ellos reconocen tener uno, sino del mal uso que, en su opinión, se hace del espacio dedicado a los animales. Se quejan de la actitud incívica de algunos de los propietarios de los perros, que incumplen la normativa y ensucian el trayecto que va desde la zona de aparcamiento hasta la que está delimitada para los animales. Además, los perros sufren indigestiones cuando tragan arena o agua salada, lo que les produce vómitos que en muchas ocasiones se queda en el trayecto de salida de la playa de perros sin que nadie la recoja. Hay que tener en cuenta que a la playa acuden muchos niños y que ese tipo de suciedad puede ser peligrosa.

Por todo ello, los vecinos consideran que la zona aledaña situada entre la playa de Llevant y el Forum, un solar mucho más grande que el espacio que se dedica actualmente, es un lugar mucho mas adecuada, entre otras cosas porque los perros estarían apartados de las personas que acuden a la playa a disfrutar el día.

MEJORAS

Los colectivos vecinales que han remitido sus escritos a los responsable defienden que la playa necesita algunas mejores, por lo que consideran que es mejor invertir el dinero en facilitar el acceso a las personas con discapacidad, sobre todo a las que tienen que moverse en silla de ruedas, mejorar las duchas o mejorar la instalación de la cuerda flotante en el agua del mar que permite agarrase a ella.

Las asociaciones creen que también se debe mejorar el cuidado de las playas que actualmente se encuentran degradadas por actos incívicos y piden que se lleven a cabo análisis tanto de las aguas como de la arena de la playa para asegurar su uso por parte de los ciudadanos.