Los bomberos han desalojado de forma preventiva el número 46 de la calle Llacuna (Poblenou) este viernes de madrugada por la aparición de grietas en varios pisos. El inmueble tiene cinco plantas y 32 viviendas, y en total se han desalojado 43 personas. Aunque el desalojo se ha efectuado a finales de semana, el martes los bomberos ya hicieron una primera valoración del estado del edificio, porque ese día algunos pisos ya tenían grietas.

DEBIDO A UNAS OBRAS PRIVADAS

Este viernes por la mañana, los bomberos han ido al bloque para comprobar en qué estado está la estructura. Según fuentes municipales consultadas por Metrópoli Abierta, las grietas son pequeñas, de unos 0,5 centímetros, y son consecuencia de unas obras privadas que se están haciendo al lado y que actualmente están llevando a cabo tareas de excavación.   

Vehículo de Bombers de Barcelona / EUROPA PRESS
Vehículo de Bombers de Barcelona / EUROPA PRESS

Según las mismas fuentes, la hipótesis más verosímil parece ser que durante la excavación, la maquinaria ha pinchado una bolsa de agua acumulada que parece haber arrastrado el suelo arenoso del subsuelo, y el edificio de al lado se ha movido un par de centímetros.

COMPROBACIONES

Ahora se está llevando a cabo un proceso para comprobar si las grietas crecen o no y habrá que esperar unas 48 h para ver si el edificio se ha asentado. En principio, el lunes se hará una valoración de cuál es la situación para ver si los vecinos pueden volver a sus casas. Si todo va bien y las grietas no crecen, el siguiente paso será acabar de rehacer la obra de al lado y después adecuar los desperfectos que pueda haber en las viviendas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.