El espacio del nuevo Espai Besòs y el logo de la empresa que ejecutará las obras / GOOGLE MAPS
El espacio del nuevo Espai Besòs y el logo de la empresa que ejecutará las obras / GOOGLE MAPS

El Ayuntamiento gasta casi un millón en renovar los equipamientos de Espai Besòs

La misma compañía remodelará un total de ocho escuelas en Barcelona y es finalista para fabricar los panots de la superilla del Eixample

Guardar
Periodista

El Espai Besòs, en el distrito de Sant Martí, tendrá pistas deportivas dentro de seis meses. El Ayuntamiento ha otorgado un contrato para la ejecución de las obras a la constructora Constraula para que en ese plazo urbanice la manzana y deje a punto dos pistas de voleibol, una pista polivalente, una pista de criket y dos jaulas de criket en el solar que está ubicado entre las calles de Lluís Borrassá y Sant Ramon de Penyafort y Salern y Felip de Malla. Un edificio de planta baja que tendrá las funciones de vestuarios ya se está construyendo.

Los responsables municipales consideran este equipamiento una prioridad para destinar al ocio de los vecinos. La transformación del espacio será total, ya que no sólo los equipamientos tendrán nueva factura, sino también la iluminación, las vallas de equipamiento, la red de riego y la recogida de aguas. Las obras han sido adjudicadas a la compañía Constraula Enginyeria i Obres por 944.501 euros, puesto que se considera que esta firma está especializada en obras de equipamientos deportivos.

OBRAS EN ESCUELAS MUNICIPALES

Este mes de junio, el Ayuntamiento sacó a licitación también la dirección y ejecución de las obras de este espacio, trabajo para el que había presupuestado 26.952 euros. El solar donde se instalarán las pistas tiene una superficie de 4.688 metros cuadrados. Hasta ahora, ese espacio albergaba una pista polideportiva de hormigón. Los muros de hormigón de 2,5 metros de altura en las calles de Sant Ramon de Penyafort y Lluís Borrassà se sustituirán por vallas transparentes “para abrir este nuevo espacio a la ciudad”.

La pista de cricket y la polivalente tendrán una superficie de 968 metros cuadrados cada una, mientras que las dos pistas de voleibol ocuparán 750 metros cuadrados y las dos jaulas de cricket se quedarán con 240 metros cuadrados. Las pistas de cricket tendrán césped artificial y el resto de las pistas contarán con resinas acrílicas, todas ellas sobre una base asfáltica. Los responsables han calculado que como espectadores podría haber hasta 176 personas.

Constraula es una compañía del grupo constructor Sorigué, uno de los holdings más potentes de este sector en Cataluña. En algunos círculos empresariales se apunta a que es el grupo que más contratos se adjudica por parte del Ayuntamiento y de sus organismos municipales.

El Instituto Montserrat / GOOGLE MAPS
El Instituto Montserrat de la calle de Copèrnic / GOOGLE MAPS

CONTRATOS CON EL CEB

Este año, Constraula ha conseguido varios contratos municipales con el Consorcio de Educación de Barcelona (CEB). El 16 de mayo, se llevó un contrato para realizar obras de adecuación de espacios interiores y arreglos de madera en el Institut Montserrat, ubicado en la calle de Copèrnic. Este contrato, que ha de realizar en tres meses (para tener listo el centro a comienzos de curso) se supuso 182.658 euros.

Tres días más tarde, el 19 de mayo, obtuvo otro contrato para la reforma de los patios de tres centros más: Mercè Rodoreda, Elisenda de Montcada y CEE Sant Joan de la Creu. Este trabajo le fue adjudicado por 575.906 euros. Finalmente, el 27 de julio se hizo con otro contrato suculento: debe ampliar los espacios de las escuelas modulares Xirinacs, Auditori, 9 Graons, Teixidores de Gràcia y Gaia. Este nuevo encargo, que también debe estar realizado en septiembre, le supondrá a las arcas públicas de Barcelona otros 363.042 euros.

El 'panot' de flor, un símbolo de Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
El 'panot' de flor, un símbolo de Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

EL NUEVO PANOT FLOR

Curiosamente, Constraula también ha sido una de las tres empresas finalistas para fabricar el panot flor, el símbolo de la ciudad de Barcelona, con “materiales más sostenibles”, que ocupará 1.000 metros cuadrados en la nueva superilla del Eixample. Cada empresa tendrá la misma superficie para instalar sus baldosas. Según el Ayuntamiento, “tras un año de monitorización para comprobar que funcionen bien, se hará un balance y evaluación de su comportamiento y se verá si la pieza se acaba autorizando a no”. El consistorio pagará 80.000 euros por cada uno de los tres proyectos.

La baldosa presentada por Constraula cuenta con la colaboración de Miren Etxebarria (de investigación de materiales de la UPC), José Lucas Masero (de construcción sostenible del ITEC) y Paviments Millaret. Su diseño reduce el grosor del panot, aunque mantiene sus capacidades. Lo hará con cemento mejorado que incorpora un 25% de áridos reciclados que provienen de demoliciones. El exterior será recubierto de óxido de titanio, un compuesto antiadherente, fácil de limpiar y con capacidades para purificar el aire. El nuevo panot será un poco más pequeño que la baldosa actual y su mezcla reduce hasta un 43% el impacto de las emisiones de CO2. Las otras propuestas de panots fueron realizadas por Escofet, con el apoyo de Promsa y Eurecat, y por Breinco, que cuenta con la colaboración de Esitec, Smart Engineering y los arquitectos Jordi Henrich, Danae Esparza, Javier Vergel y Antoni Remesar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.