ARCHIVADO EN:

El barrio de El Besòs i El Maresme, en el distrito de Sant Martí, ha amanecido este viernes con pintadas fascistas y de la Falange Española. Los actos vandálicos los ha dado a conocer a través de Twitter el Ayuntamiento de Barcelona. Fuentes vecinales han asegurado que uno de los grafitis se ha hecho en el centro cívico del Besòs, en la misma Rambla de Prim. Otras han aparecido en calles y plazas colindantes. En la imagen difundida por el distirto se puede leer "Arriba España".

En un mensaje en la red social, el equipo de gobierno del distrito, que comanda el PSC, ha condenado "firmemente las actuaciones vandálicas con manifestaciones fascistas que han tenido lugar en el barrio de El Besòs i El Maresme". El Ayuntamiento también se ha comprometido a mantener los valores "de respeto y tolerancia que caracterizan a sus vecinos". Al cierre de este artículo, el consistorio no había respondido a las preguntas de este medio.

También la sección de ERC en Sant Martí ha dado mostrado en las redes sociales algunas de estos grafitis. "Delante del fascismo, condena absoluta. Todo el apoyo a los vecinos y vecinas del barrio. Fascismo ni en El Besòs i El Maresme ni en ningún lugar". "Muerte al separatismo" y "España en el corazón. Guerra en las calles. Primera línea de defensa", rezan dos de las pintadas.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra han explicado que han conocido la existencia de las pintadas a través del Ayuntamiento de Barcelona, aunque no constaba que se hubiera formalizado una denuncia, lo que no significa que no se materialice. La policía autonómica investiga el caso. 

SÍMBOLOS NAZIS

Este es el segundo episodio de pintadas que sufre el barrio, cuyo epicentro está en la citada Rambla de Prim, en apenas tres meses. A finales del pasado noviembre aparecieron varias marcas en el comedor social Gregal. En aquella ocasión, se hicieron cruces gamadas y otros símbolos nazis en la puerta y la fachada del equipamiento.

Diversas entidades mostraron su solidaridad con los responsables del comedor social, al que la asociación Martinet Solidari definió a Gregal como uno de los pilares del barrio. Un grupo de vecinos montó una manifestación para denunciar que el barrio se posicionaba en contra del fascismo y el nazismo. A lo largo de 2019, la zona vivió al menos tres episodios de pintadas.