Dos mujeres fueron amenazadas e insultadas por un individuo el pasado 1 de julio, sobre las 20:00 horas de la tarde, en el barrio de la Verneda i la Pau. Como han confirmado fuentes de la Guardia Urbana a Metrópoli Abierta, éstas se encontraban tomando algo en un bar situado en la calle del Pont del Treball Digne, cuando un hombre tocó a uno de sus tres hijos sin pedir permiso. La pareja le exigió que no lo hiciera y el hombre estalló en insultos, difamaciones y amenazas cargadas de ira: "No es normal que tenga dos madres, bolleras de mierda, pobres niños, hijas de puta, come coños". 

 

 

VIOLENCIA Y AMENAZAS DE MUERTE

Tras recitar un sinfín de desagradables insultos a las mujeres, cogió a una de ellas, la zarandeó y le retorció un brazo. En aquel momento, cuando la situación empezaba a ponerse muy violenta, varios de los clientes que estaban en la misma terraza se levantaron a auxiliar a la mujer y a frenar al individuo. Metrópoli Abierta ha tenido acceso en exclusiva a las diligencias del caso.

Agentes de la Guardia Urbana que se encontraban patrullando por la zona fueron requeridos de inmediato al lugar de los hechos. Según han confirmado a este medio fuentes policiales, al llegar, el hombre todavía insultaba a las mujeres y amenazaba con matarlas: "Os voy a matar". También comprobaron que se encontraba bajo los efectos del alcohol.

DELITO DE ODIO Y DISCRIMINACIÓN

Tras hablar con los agentes y explicar lo sucedido, las víctimas decidieron interponer una denuncia contra el agresor, con la colaboración de diversos testigos. Los agentes investigan al acusado como presunto autor de un delito de odio y discriminación, por un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, y por un delito de maltrato sin lesión y por amenazas hacia las dos mujeres. 

Eugenio Zambrano, secretario de organización de CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) ha lamentado la situación y ha asegurado que la Guardia Urbana está preparada para afrontar este tipo de acoso: "Este grado de compromiso y de implicación se ve en el día a día. Es muy lamentable que esto tenga que ser noticia, pero sí que es verdad que la Guardia Urbana está en primera línea dando respuesta en todo lo que se refiere a la seguridad y la defensa de las libertades públicas de los ciudadanos". 

OTROS CASOS EN BARCELONA

No es el primero, ni será el último caso de violencia y acoso homófobo en Barcelona. El pasado 28 de junio, justo el día en que empezaban las fiestas del Orgullo, un hombre fue increpado y agredido en un restaurante de la multinacional McDonald's de Barcelona por su condición sexual. El ataque homófobo se produjo bajo la atenta mirada del vigilante de seguridad del establecimiento y la estupefacción de algunos clientes que no acababan de creer lo que estaba sucediendo. El agresor amenazó al joven diciéndole que le iba a "hacer heterosexual a ostias" debido a su forma de vestir.