ARCHIVADO EN:

Al Ayuntamiento de Barcelona se le metió un objetivo entre ceja y ceja: conseguir que el barrio La Trinitat Vella estuviera más limpio. Para ello, se le ocurrió idear un campaña participativa para que los de la Trini tomaran conciencia sobre la importancia de tener un barrio sin excrementos ni suciedad. Es por eso que este sábado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha arremangado, se ha encajado unos guantes y ha limpiado basura y caca desperdigada en esta zona del distrito de Sant Andreu​. Dando ejemplo.

De hecho, el objetivo de la iniciativa de sensibilización es “fomentar los comportamientos cívicos” y que “cuiden el espacio público”. En la “fiesta” de clausura tras varias semanas de “lección” ha participado también la regidora del distrito, Laia Ortiz. Durante la mañana han realizado una limpieza comunitaria vecinal (en la que han participado entidades) y han llevado a cabo talleres de actividades.

MEJORAR LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS

A principios del año, en una mesa de trabajo, acordaron con los vecinos del barrio una mejora en la gestión de los residuos. Luego iniciaron una “campaña de comunicación para implicar a toda la comunidad”. Lo hicieron con carteles y 400 folletos a modo de “guía para mejorar los hábitos en la gestión” que repartieron de forma voluntaria algunos vecinos.

En general, Barcelona es percibida como una ciudad cada vez más sucia. Después de la inseguridad, la falta de limpieza es la gran queja de los ciudadanos cuando hablan de los problema más próximos. Según el tercer Barómetro de Centre d'Estudis Sociològics para Metrópoli Abierta. Se convierte en la queja denominador común de todos los distritos de la ciudad. Y, sorprendentemente, incluso en algunos como  Sarrià-Sant Gervasi se ha disparado el malestar.