ARCHIVADO EN:

La plaza de la Trinitat se ha librado de los recortes que prepara el gobierno de Ada Colau. La reforma del espacio público del barrio de la Trinitat Vella, en el distrito de Sant Andreu, ya ha acabado. Los vecinos ya pueden disfrutar de esta nueva plaza, en cuya reforma el distrito de Sant Andreu ha gastado 1,2 millones.

La nueva configuración da prioridad a los peatones y pacifica el tráfico en la zona. Además, con la reforma, la plaza ha ampliado sus dimensiones hasta las fachadas de los edificios que la delimitan. La plaza ha eliminado todas las barreras arquitectónicas y ha quedado toda a un mismo nivel.

Plaza de la Trinitat
La plaza de la Trinitat, reformada / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

La vegatación y los juegos infantiles se han conservado, aunque el espacio para niños ha cambiado de ubicación y se ha instalado en el oeste de la plaza, bajo unos árboles que dan más sombra. 

En la zona sur de la plaza se ha instalado una pérgola para proteger del sol a los vecinos que se reúnen allí. También se ha renovado la iluminación y se ha dado un mayor protagonismo a la plaza que hay delante de la iglesia de la Santísima Trinidad con una escalera con peldaños de color negro.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.