ARCHIVADO EN:

“Nunca se han impulsado los equipamientos deportivos en la zona y aún no hay una red completa de espacios destinados a todo el mundo para practicar deporte”, lamenta el conseller de deportes Jordi Gimeno. Con esta declaración promociona el conseller dos nuevas pistas de baloncesto.

El distrito de Sant Andreu estrenará dos campos de baloncesto en primavera. El equipamiento contará con dos pistas cubiertas móviles para garantizar su uso en cualquier época del año. A su vez, se construirá un edificio de vestuarios, despachos y almacenes para el material deportivo.

El nuevo equipamiento polideportivo tendrá una superficie de 1.641m² y su usuario principal será el histórico club de baloncesto Sant Joan de Mata, ya que el pabellón que utiliza actualmente se derribará para ampliar la escuela Ignasi Iglesias, que se corresponde a la misma manzana, entre el paseo de Torres i Bages y la calle del Palomar.

A pocos metros, ya se ha mejorado el pavimento de las pistas de baloncesto de la calle de Lanzarote, utilizadas por el mismo club.

La nueva construcción favorecerá la continuidad y la relación entre Sant Andreu de Palomar y la Trinitat Vella. Así se dinamitará el espacio que hay entre los dos barrios, que hasta ahora era un solar en desuso. Una zona limitada al norte de Sant Andreu por la Via Falencia, la Ronda de Dalt, y la Autopista del Maresme con la Avenida de Meridiana. Un cruce de caminos que cuesta activar para darle uso social.

Siguiendo la línea de construcción de equipamientos deportivos, también se construirá el nuevo pabellón polideportivo previsto en el área de las Casernes de Sant Andreu, otro espacio fronterizo entre los dos barrios. Desde el distrito, se quiere fomentar la actividad deportiva al alcance de todos los vecinos y avivar unos terrenos entre Torras i Bages, a la altura del paseo de Santa Coloma, y Via Favencia.

El coste total previsto para esta obra y las modificaciones es de 479.693,80 euros.