Sant Andreu, uno de los feudos de Ada Colau y los comunes, está que trina con la alcaldesa de Barcelona. El nuevo sistema de recogida de basuras puerta a puerta solivianta a muchos vecinos del distrito, molestos con una medida que ha tenido un efecto bumerán para el gobierno municipal. Las calles, hoy, están más sucias que hace unos meses y muchos ciudadanos se quejan del ruido de los camiones de la basura. En algunos casos se han alcanzado los 70 decibelios, 30 más que los permitidos en horario nocturno, y el servicio se ha prolongado hasta las 4:30 horas de la madrugada.

Cristina Galán, presidenta de la Associació de Veïns de Sant Andreu Sud, es una de las voces más críticas. Denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona ha cruzado cuatro líneas rojas y pide el cese del nuevo sistema: “Sant Andreu debe recuperar las aceras, ahora tomadas por bolsas y cubos, también pedimos la retirada de los chips identificadores, menos limitación horaria y más facilidades para la gestión de los residuos textiles y/o sanitarios. De manera provisional, como mínimo, deberían volver los contenedores”.

BOLSAS DE BASURA EN LA CALLE

El miércoles (8 de septiembre) por la noche, Metrópoli constató los problemas ocasionados por el nuevo sistema de recogida de basuras. Estos son mayores en las calles más estrechas del distrito en las que ya se aplica la medida. Cientos de bolsas se acumulan en las aceras. Algunas están situadas junto a las fachadas de los edificios. Otras, en la parte de la acera más cercana a la calzada. Y, en algunos casos, en espacios no habilitados para ello. La ausencia de contenedores escenifica imágenes impensables en la mayoría de los barrios de Barcelona.

basura / PABLO MIRANZO
Bolsas de basura con plásticos depositadas en una calle de Sant Andreu, el miércoles 8 de septiembre / PABLO MIRANZO

“Las personas con movilidad reducida y los invidentes tienen muchos problemas porque topan con obstáculos inesperados”, denuncia Jordi. “Las personas que se desplazan en silla de ruedas y las que van con un cochecito tienen que bajar a la calzada para sortear las basuras de algunas calles”, añade Ari, quien afirma que el Ayuntamiento de Barcelona mintió cuando aseguró que los nuevos cubos para la basura orgánica “eran antifúngicos y antivíricos”.

EL RUIDO DE LOS CAMIONES

A escasos metros, en la calle Coroleu, junto a la plaza de Les Palmeres, dos camiones recogían la basura a las 22:40 horas, bajo un ruido ensordecedor que se repite en cada parada. Las bolsas mal recicladas se dejan otra vez en la calle, con un aviso, para malestar de los vecinos, que denuncian malos olores y un aumento de ratas en Sant Andreu.

La colocación de un chip que identifica a los vecinos también es motivo de mucha controversia. El Ayuntamiento defiende la medida con la promesa de que bonificará a las personas que reciclan mejor. Muchos ciudadanos, sin embargo, aseguran que se ha vulnerado su intimidad y temen que sus datos puedan ser utilizados con fines nada altruistas.

basureta   PABLO MIRANZO 11
Bolsas de basura mal recicladas que los servicios de limpieza no han recogido / PABLO MIRANZO

LOS NUEVOS HORARIOS

Los horarios preocupan, y molestan, a los vecinos, que deben depositar sus basuras entre las 20:00 y las 22:00 horas. En la fase 1, el Ayuntamiento actúa en dos zonas: el sector norte (Meridiana, Abat Oló, Castellbell, Coronleu, Ignasi Iglèsies, Monges, Montsec, Neopàtria, Pare Secchi, plaza de Les Palmeres, Renart, riera Sant Andreu, Rubén Dario, Sòcrates y Tres Creus) y el sector sur (Meridiana, Collegats, Concepció Arenal, Gran Sant Andreu, Irlanda, Llenguadoc, Monges, Neopàtria, Fabra i Puig, paseo Irlanda, paseo Joaquim Rita, paseo Sòcrates, Rambla Fabria i Puig, Sòcrates y Vallès).

En el sector norte, los vecinos pueden bajar los plásticos los miércoles y los sábados, pero solo tienen un día (los lunes) para reciclar el papel. La basura orgánica la pueden bajar tres días (lunes, miércoles y sábado) y tiene los jueves para el rechazo. En el sector sur, los plásticos se reciclan los martes y los viernes y el papel se baja el domingo. El jueves también es el día escogido para el rechazo mientras que la basura orgánica se puede depositar los martes, viernes y domingos. En el caso de las empresas, la recogida contempla todos los días de la semana.

PROTESTAS MASIVAS

“Los horarios son patéticos y nefastos para personas que trabajan en el turno de noche”, recalca Jordi, a quien desde el Ayuntamiento le pidieron “colaboración vecinal” con aquellas personas que no están en casa entre las 20.00 y las 22.00 horas. “Es un escándalo. Antes se podía depositar la basura en los contenedores durante las 24 horas, con recomendación de hacerlo por la noche, y podía lanzar plásticos, cartones y vidrios sin restricciones. El nuevo sistema tiene muchos inconvenientes”, expone Ari. Algunos ciudadanos tienen contenedores para depositar papeles en sus porterías. Otro optan por desplazarse a las calles que no están afectadas por el porta a porta para depositar sus basuras en los contenedores.

Protesta por el nuevo sistema de recogida de basuras en Sant Andreu / PABLO MIRANZO
Vecinos de Sant Andreu protestan en la plaza Orfila contra el nuevo sistema de recogida de basuras del Ayuntamiento de Barcelona / PABLO MIRANZO

Las protestas de los vecinos de Sant Andreu comenzaron el 24 de mayo. Ese día no pudieron contactar con Eloi Badia, concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, ni Lucía Martín, consejera de Sant Andreu. Cuatro días después, los vecinos convocaron una manifestación ante la sede del distrito y, con muchas dosis de ironía, crearon el perfil del Twitter Fans del porta a porta.

PIDEN LA DIMISIÓN DE COLAU

Las protestas subieron de tono y alcanzaron su máxima expresión el 2 de junio. Ese día, centenares de vecinos irrumpieron en el consejo de barrio para expresar su malestar. Los detractores del nuevo sistema de recogida de basuras pidieron la dimisión de Martín y de Colau.

El 1 de julio, vecinos de Sant Andreu censuraron que el Ayuntamiento de Barcelona les impidiera acceder a la comisión de seguimiento. Luis Fernández, portavoz de la asociación Avis del Barri, de Bon Pastor, denunció que fue agredido (un puñetazo en la mandíbula) por un vigilante de seguridad no titulado que impidió su acceso a la Fabra i Coats. La próxima protesta será el 17 de septiembre (19:00 horas) en la plaza Orfila

LA RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO

Otra asociación vecinal, la de Sant Andreu Nord-Traumantana, también se ha mostrado muy combativa con el gobierno municipal. Su presidente, Manuel Muñoz, se siente engañado por Colau y los comunes. “Activaron el nuevo sistema sin informar a casi nadie y por eso hay mucha desconfianza y malestar en Sant Andreu. No votamos a Colau para ser sus súbditos ni para que manipulara la realidad”, comenta Muñoz, antiguo votante y colaborador de Barcelona en Comú.

Protesta por el nuevo sistema de recogida de basuras en Sant Andreu  / PABLO MIRANZO 1 2
Eloi Badia y Lucía Martín explican las presuntas ventajas del puerta a puerta en la sede del distrito de Sant Andreu / JORDI SUBIRANA

Fuentes del Ayuntamiento aseguran que el nuevo sistema de recogida de basuras tiene una aceptación del 79% de los vecinos de Sant Andreu y que favorece un mejor reciclaje. Las tesis de Colau, Badia y Martín son asumidas por Santi Serra, presidente de la Associació de Veïns de Sant Andreu de Palomar, quien afirma que “el nuevo sistema es una imposición de Europa porque nos estamos cargando el planeta”. Serra, no obstante, admite que “los horarios no se han implementado bien”, una tesis compartida por la mayoría de los vecinos de Sant Andreu. Muchos piden que vuelvan los contenedores, convencidos de que cualquier tiempo pasado fue mejor. “Estamos hartos de tantas mentiras. Si no rectifican, el puerta a puerta les pasará factura”, sentencia Andreu con la esperanza de cerrar una crisis que huele mal desde hace cuatro meses en Sant Andreu.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.