Los Mossos d'Esquadra han detenido in fraganti a un pirómano en plena actuación en el distrito de Sant Andreu. La policía ha recibido un aviso alrededor de las tres de la madrugada de unos vecinos que han observado como un individuo estaba provocando incendios en la zona del barrio de Sant Andreu.

Inmediatamente la policía ha desplegado un operativo gracias al cual han logrado detener al autor de los incendios, que han causado destrozos en numerosos vehículos, coches y motos, en contenedores de basura y otro mobiliario urbano e incluso en algunas fachadas de edificios.

Tras una intensa búsqueda, el pirómano ha ido localizado escondido entre dos coches en la calle Pere Manyanet. Los policías que les han detenido le han registrado en el mismo lugar donde le han descubierto, incautándole varios mecheros y objetos para provocar los incendios.

VARIOS FUEGOS

Antes de que la policía pudiera detenerlo, el pirómano, una persona de nacionalidad española de 36 años de edad, ha provocado varios incendios que han causado numerosos destrozos. El hombre ha actuado en la zona de la Meridiana próxima a Can Dragó, ha encendido varios fuegos en el lateral de la Meridiana, en la calle Bartrina y en Gran de Sant Andreu. En esta calle ha incendiado 7 coches, 5 motos y 2 contenedores.

Según las primeras informaciones, los diferentes incendios provocados han afectado a varios coches y motos, además de contenedores y algunos edificios próximos. En el lateral de Meridiana, el fuego ha afectado, según fuentes de la policía, a un coche, dos motos, varios contenedores, rótulos de algunos comercios y la fachada de los edificios próximos al lugar.

RÁPIDA INTERVENCIÓN

En cuanto se han recibido los avisos de los incendios, los bomberos han movilizado trece dotaciones de vehículos, que han apagado rápidamente los fuegos que han sido provocados en diferentes calles del barrio.

Se da la circunstancia de que en los últimos meses se han producido varios episodios de incendios provocados que han culminado con la destrucción de vehículos, contenedores de basura y mobiliario urbano. Los sucesos de este tipo más importantes se han producido en barrios tan distantes entre si como Poblenou, Guinardó y Sants-Montjuïc, en algunos de los cuales la intervención de la policía ha permitido detener a los autores de los incendios, como es el caso de Gràcia.