Las obras inacabadas y mal ejecutadas del Parque Antonio Santiburcio, en el distrito de Sant Andreu, han provocado la inundación sistemática del parking de la finca de Felix Amat nº5 cada vez que se producen episodios de lluvias intensas, según han denunciado los vecinos en una carta abierta, con fotos y videos.

La denuncia va más allá del parque ya que, según los vecinos, "después de diez años de retrasos, sólo hay acabados tres de los 12 equipamientos públicos prometidos: el CAP Casernes, la comisaría de los Mossos d'Esquadra i el colegio de primaria Eulàlia Bota, con el Parque Antonio Santiburcio a medio hacer.

Algunas de las futuras edificaciones vecinas ni siquiera están planificadas o han quedado en el más absoluto olvido, con el desconcierto generado entre los vecinos".

El caso que más les toca de cerca es el de las inundaciones del aparcamiento, que han causado importantes daños y desperfectos en el inmueble.

"Hasta la fecha, ni el Ayuntamiento ni la constructora ni nadie ha realizado acción alguna para mitigar dichos daños y corregir dicha situación", critican los afectados. "Los vecinos nos encontramos desamparados y desprotegidos ante una situación injusta, provocada por terceros y que nos ha tocado vivir y sufrir derivada de una mala ejecución de una obra pública; primero, con la no ejecución de equipamiento público y, una vez hecho, con su mala planificación y ejecución".

CUANDO LA TORMENTA

Los vecinos de la finca exponen que "la situación se ha repetido en los últimos episodios de lluvias intensas acaecidas en Barcelona, los pasados 16 de julio y 17 de agosto, produciendo la inundación del parking de nuestra finca y causando daños económicos muy importantes a la propiedad, principalmente en trasteros, vehículos y elementos comunes".

 


Este es uno de los videos grabados por los vecinos afectados.

MALA EJECUCIÓN

Según los aquejados, la mala ejecución de la obra ha comportado el movimiento de tierras y la acumulación de agua en la zona inferior del parque, mediante la pendiente, desde donde las aguas encuentran acomodo al desnivel del parking y se filtran por el forjado y la estructura de la finca, hasta penetrar en el interior.

Así lucía el Parque Santiburcio el día de la inauguración / MIKI
Así lucía el Parque Santiburcio el día de la inauguración / MIKI

La primera fase del nuevo Parque Antoni Santiburcio, de 12.000 metros cuadrados, en la zona norte de los antiguos cuarteles militares (Casernas), y que incluye un área de fuentes con 234 surtidores verticales para refrescarse y jugar, se inauguró el pasado día 13 y, desde entonces, está siendo muy utilizado por vecinos del distrito, especialmente los niños, durante este caluroso verano.