Los vecinos de Sant Andreu que viven en el número 1 de la rambla Onze de Setembre alegan a la fábrica Proquibasa que solucione lo que para ellos se ha convertido en un problema insoportable: el mal olor. Un olor que se expande desde el otro lado de las vías, donde se sitúa la fábrica. De la Verneda a Sant Andreu "hay un olor permanente muy desagradable. Si vives aquí, te acostubras cuando abres la ventana de casa pero cuando te alejas dos calles, te das cuenta de lo mal que huele esta zona", explica Fina Bermúdez, vecina de la rambla Onze de Setembre con la calle Josep Soldevila. 

El mismo olor se desprende hasta el número 31 de la calle Josep Soldevila, más o menos, cambiante por el viento pero del que llevan quejándose algunas semanas al consistorio del distrito. 

Proquibasa se dedica a la fabricación de aditivos alimenticios y articula procesos de limpieza industrial que, según el ayuntamiento, tiene todo en orden para seguir funcionando, excepto en una sala donde "no hay ventilación ni los filtros adecuados". Por ello, cuando la empresa abre esta sala, salen los olores que llegan hasta el lado sur de Sant Andreu

Los vecinos de Sant Andreu se quejan del mal olor de esta fábrica / H.F,
Los vecinos de Sant Andreu se quejan del maol olor de esta fábrica / H.F. 

LOS MALOS OLORES Y LAS OBRAS INACABADAS

Luis Puente, vecino de la calle Borriana, paralela a Josep Soldevila, acostumbra a pasear a su mascota por la zona y también se queja de los olores. "No sé el horario de la fábrica pero el olor a polvo que respiramos está las 24 horas". Como él, Jaime Manrrique confirma la situación a la salida de La taverna de la Gavina, el único bar abierto al inicio de la rambla. "Ya teníamos bastante con las obras del AVE sin acabar y ahora, la peste que nos ahoga", sentencia. 

'Hartos del agujero de la vergüenza' como dice un grafitti sobre el muro de las obras del AVE en ejecución, los vecinos reclaman a la fábrica, localizada en la vía Trajana, que solucione su problema porque les afecta día tras dia. Ante esta situación, los responsables de Proquibasa se han coprometido a realizar los cambios pertinentes para atajar el problema.