"Un ejercicio nefasto de mala gestión explícita". Así de contundente se ha mostrado Ernest Maragall este lunes para definir la puesta en marcha del sistema de recogida puerta a puerta en Sant Andreu, del que ha pedido frenar la segunda fase de su entrada en vigor hasta que se apliquen mejoras.

ERC denuncia que "el puerta a puerta no se está haciendo bien" y exige al consistorio que rectifique en la forma en que se está llevando a cabo. Los republicanos sí son partidarios de este sistema de recogida selectiva, pero no del modo en que lo ha aplicado el gobierno Colau-Collboni.

Por este motivo piden que se apliquen las medidas aprobadas en la Comisión de Urbanismo del mes de junio a instancias del mismo grupo de ERC. En ellas se reclamaba ajustar los horarios de recogida al comercio y la restauración, mejorar la accesibilidad, profundizar en la limpiea y reducir el ruido de los camiones.

Pero en tres meses no se ha aplicado ninguna de las medidas, por lo que ERC considera que no debería continuar extendiéndose el puerta a puerta hasta que primero no se solucionen los problemas que ha causado en el barrio. Maragall ha pedido además un proceso participativo real que cuente con la opinión de los residentes: "Dejen de menospreciar a los vecinos, como han hecho hasta ahora".

COLAU ADMITE QUE BARCELONA ESTÁ SUCIA

El puerta a puerta en Sant Andreu es uno más de los problemas de falta de limpieza en la ciudad. De hecho, este mismo lunes Ada Colau ha admitido en una entrevista en TV3 que Barcelona está sucia "en algunos momentos y lugares", aunque lo ha achado al calor del verano, la falta de lluvias y el final de la anterior contrata de limpieza.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.