ARCHIVADO EN:

Dónde: Fabra i Coats (y otros espacios)
Cuándo: A partir del 21 de noviembre
Precio: Gratuito (con inscripción)

Los dados (y otros juegos) vuelven a ser los protagonistas absolutos de la Fabra i Coats. ¿Conoces Dau, el Festival del Juego? Este año celebra su séptima edición y asistir sigue siendo gratuito, aunque se requiere una inscripción previa. En la era de los gamers y la digitalización, este festival demuestra que los juegos de mesa –¡tangibles!– siguen molando. No se trata de un evento solo para niños o para freaks, sino también para adultos aficionados a los juegos de mesa o, simplemente, seres curiosos. ¡Hay talleres y presentaciones para todos los gustos!

Durante el festival habrá varios espacios dedicados a diferentes géneros de juegos, con la presencia de las editoriales que los hacen. Así, se organizarán varias competiciones de juegos como, por ejemplo, un Catan Big Game, donde cientos de personas participarán simultáneamente en la misma partida de uno de los juegos de mesa más de moda.

LOS CENTROS CÍVICOS TAMBIÉN PARTICIPAN

La gran fiesta llegará con el denominado Gran Dau los días 24 y 25, pero el festival comenzará unos días antes con actividades por diferentes barrios de Barcelona. Desde el 21 al 22 de noviembre se hará una presentación del festival en varios centros cívicos de la ciudad, con diferentes actividades para disfrutar a modo de aperitivo de lo que pasará unos días más tarde.

Las escuelas al Dau y el Dau senior llevarán una pequeña parte del Festival del Juego a diferentes escuelas y hogares de ancianos. El primer gran acto, sin embargo, será la noche del 23 de noviembre en el Sant Andreu Teatre, donde se repartirán los Premios Dau Barcelona 2018 a los mejores autores de juegos del mundo.

Para poner fin a la gala se hará una representación del popular juego Los hombres lobo de Vallnegra adaptada al teatro. Los autores originales del juego junto con Sergi Belbel dirigirán esta obra donde la participación del público es crucial para el desarrollo de este divertido juego colectivo. ¿Te sumas?