Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona han exigido a la alcaldesa, Ada Colau, que adopte de una vez por todas las medidas necesarias para acabar con las ocupaciones ilegales en el edificio de la Torre del Fang, que ha sufrido un incendio provocado por los okupas que estaban en su interior.

La presidente de Ciutadans en el consistorio barcelonés, Carina Mejías, ha acusado a la alcaldesa de ser muy permisiva con el movimiento okupa lo que “pone en riesgo la seguridad y la salud de las personas”.

DEMANDA JUDICIAL

Tras recordar que el edificio, que lleva mucho tiempo ocupado, “es de propiedad municipal y, por lo tanto, el gobierno municipal tiene la potestad de realizar una demanda judicial que obligue al desalojo de la torre”.

Para la concejala de Ciutadans, “la complacencia de Colau con los okupas está cronificando el problema en la ciudad”, un problema que “degrada los barrios, genera inseguridad y suciedad y afecta al entorno vecinal”. Mejías ha añadido que “Colau se niega a desokupar edificios provocando situaciones límite”.

RESPONSABILIDADES POLÍTICAS

Por su parte, el líder del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández Díaz, considera que el gobierno municipal debe dirimir las responsabilidades por el incendio y “las responsabilidades políticas de quienes han consentido el deterioro” del edificio.

Tras criticar que el edificio lleva varios años ocupado pese a las iniciativas presentadas para dar un uso vecinal al edificio, Fernández Díaz ha asegurado que el incendio “era crónica de una muerte anunciada, teniendo en cuenta que el edificio estaba ocupado ilegalmente”.