La Guardias Urbana ha desmantelado en un club cannábico tras las numerosas denuncias presentadas por los vecinos por las molestias que les han venido causando. La intervención ha tenido lugar en el distrito de Sant Andreu.

Cuando los miembros de la policía municipal ha entrado en el local han encontrado a 17 personas en su interior que en ese momento se encontraban consumiendo sustancias estupefacientes. Además, han localizado 3,65 kilos de marihuana, 3,6 kilos de hachís, alrededor de 800 euros y varios utensilios de los que se utilizan para manipular las drogas.

PELEAS Y MOLESTIAS

La intervención de la policía ha estado motivada por las denuncias presentadas por los vecinos de la zona por las molestias que les causaban los usuarios del club cannábico. Los problemas de convivencia se han ido agravando con el paso del tiempo y los vecinos estaban cansados de soportar la actitud de las personas que acudían al local.

Droga y dinero incautados por la Urbana en la club cannábico / @barcelona_GUB
Droga y dinero incautados por la Urbana en la club cannábico / @barcelona_GUB

De hecho, los mayores problemas se han venido produciendo en la calle, donde algunos de los usuarios del centro se peleaban entre ellos, generando un ambiente de tensión y angustia entre los vecinos por el ambiente que se estas actitudes habían creado en las zonas aledañas al club cannábico.

Tras intervenir en el centro, la Guardia Urbana está investigando a tres de las personas que se encontraban en el interior por un presunto delito contra la salud pública.