Centenares de vecinos protestan en Sant Andreu contra el nuevo sistema de recogida de basuras / TWITTER MENA GADEA
Centenares de vecinos protestan en Sant Andreu contra el nuevo sistema de recogida de basuras / TWITTER MENA GADEA

Badia justifica la nueva recogida de basura con Sant Andreu en pie de guerra

Tras las protestas, el Ayuntamiento emite un comunicado en el que dice que reciclaje casi se ha doblado

Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 10/06/2021 20:41 h.

Este martes, decenas de vecinos entraron en el consejo de barrio de Sant Andreu de Palomar para protestar contra la recogida de basura Puerta a puerta impulsada por el Ayuntamiento. Al grito de dimisión, la regidora del distrito, Lucía Martín, aguantó el chaparrón. En los pocos días del nuevo sistema, las calles del barrio se han llenado de basura y las quejas vecinales se han disparado. Los cambios cuestan, pero si se imponen cuestan mucho más.

Un día después de la concentración, el departamento del concejal Eloi Badia, responsable del desaguisado, ha emitido un comunicado muy propagandístico en el que asegura que durante la primera semana de funcionamiento del Puerta a puerta, la recogida selectiva ha aumentado del 37% al 65%. Según el Ayuntamiento, ahora Sant Andreu del Palomar es el barrio que más recicla de toda la ciudad, y el porcentaje de gente que participa en el sistema asciende al 73% [ver aquí la nota de prensa municipal].

CASI 5.500 HOGARES

Actualmente, el Puerta a puerta llega a 5.475 hogares. Con la segunda fase, que se implantará el 18 de octubre, alcanzará más de 11.000 viviendas y un millar de actividades comerciales, un total de 28.000 vecinos. En un futuro, la nueva recogida se irá implantando en Barcelona.

A grandes rasgos, el nuevo sistema supone que los contenedores se retiran y los vecinos están obligados a dejar la basura en espacios y días concretos, y en recipientes homologados o bolsas reciclables. Si el consistorio considera que el reciclaje se ha hecho mal, no se lleva la basura. A los vecinos se les ha impuesto un chip -lo que puede suponer una intromisión de la intimidad- y pueden acabar siendo sancionados si no reciclan bien.

Basuras abandonadas por los operarios de limpieza en Sant Andreu / REDES SOCIALES
Basuras abandonadas por los operarios de limpieza en Sant Andreu / REDES SOCIALES

CALLES LLENAS DE BASURA

Por ahora, el resultado son calles llenas de basura y el cabreo de la gente, que este jueves protestó en el citado consejo de barrio. Hay vecinos que aducen falta de información, mientras que el Ayuntamiento asegura que se han hecho 555 reuniones con comunidades de vecinos y 931 contactos con actividades económicas de la zona.

El pasado viernes, la plaza de la Orfila se llenó con centenares de vecinos. La imagen la difundió la consejera de JuntsxCat Mena Gadea. El exregidor Raimond Blasi, del gobierno de Xavier Trias, dijo: "Durante nuestro mandato tuvimos movidas –L'Harmonia, Legionarios, Escola Maquinista o MPGM Nucli Antic de Sant Andreu– pero nunca nos llenaron así la plaza de la Orfila. Claro que siempre dimos la cara...".

MEDIDA ANTIHIGIÉNICA

La presidenta de la Associació Veïnal Sant Andreu SudCristina Galán, explicó hace unos días a Metrópoli que entre el vecindario hay "mucho rechazo" al Puerta a puerta. La portavoz insiste en que se trata de "una imposición sin haber dado voz a los vecinos" y apunta que es una medida "antihigiénica" que llena las calles de basura. "Quieren quitar los coches y los obstáculos de las calles, pero las llenan de bolsas de basura", lamenta.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.