ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este domingo que convertirá en un museo una manzana de las conocidas Casas Baratas del barrio del Bon Pastor, ubicadas entre las calles Bellmunt, Barnola, Tàrrega y Claramunt, en el distrito de Sant Andreu, y que ocupan una superficie de 821 metros cuadrados.

El objetivo es conservarlas y rehabilitarlas para mostrar en el museo la evolución de la vivienda obrera en Barcelona. En ellas se representarán cuatro momentos de su historia: la casa original de 1929, la época de posguerra en los años 50, las remodelaciones de los años 70 y la última casa habitada, desde el año 2000 hasta la actualidad.

De las 16 casas que conforman el conjunto, cuatro de ellas se destinarán a casas-museo amuebladas y ambientadas en diferentes momentos históricos del último siglo; otras cuatro casas serán espacios expositivos, donde se contará la historia de la vivienda en Barcelona; y las ocho restantes se habilitarán como equipamiento para el barrio.

INSPIRADO EN UN PROYECTO DE FINLANDIA

El consistorio barcelonés ha informado que la actuación, que empezará a finales de este año, contará con una inversión de dos millones de euros. El proyecto forma parte del Plan de Barrios del Bon Pastor y Baró de Viver, que impulsa diversos programas de recuperación y difusión de la memoria histórica de los barrios.

El proyecto, según ha explicado el Ayuntamiento, se inspira en el Työväenasuntomuseo de Helsinki, un caso paradigmático en el conjunto europeo sobre cómo explicar la vida diaria en un barrio obrero a lo largo del siglo XX.

Casas Baratas forma ahora parte de la ciudad de Barcelona, pero antiguamente pertenecía a la administración de Santa Coloma de Gramenet. Se trata de un conjunto de viviendas unifamiliares de planta baja, en régimen de alquiler de vivienda social. El polígono nació por la necesidad de alojar de forma rápida y económica a gran cantidad de población.