El conseller de Educación, Josep González Cambray, ha explicado este miércoles que su departamento está llevando a cabo una auditoría a través de una entidad externa en el colegio Jesús, Maria i Josep de Barcelona o Pare Manyanet, y "un plan de choque interno", a raíz del suicidio de una alumna en mayo.

"Me reuní con los padres de la chica (...). Por un lado se está llevando a cabo una auditoría con una entidad externa y luego un plan de choque interno en el centro", ha señalado en respuesta a una pregunta parlamentaria de Anna Grau (Cs).

AUDITORÍA Y PLAN DE CHOQUE

Cambray también ha explicado que se ha creado un grupo para "revisar los protocolos". "En paralelo, el caso está en manos de los Mossos", ha apuntado el conseller, quien ha añadido que "con absoluta firmeza y convicción seguiremos aplicando y mejorando día tras día el plan de actuación contra cualquier tipo de violencia".

Según Grau, los padres "están convencidos de que su hija fue víctima de acoso" antes de suicidarse, un extremo del que por ahora se ha distanciado el centro, cuyo director, Josep Maria Taulats, ha argumentado que no quiere contribuir a mediatizar más el caso.

VÍCTIMA DE BULLYING

Como ya avanzó este medio, José Manuel y Maria José, los padres de Kira, la niña de 15 años que se suicidó en Sant Andreu tras ser víctima de bullying en la escuela, no pararán hasta hacer justicia por ella. Después de que la menor se suicidara en un bloque de pisos el pasado 19 de mayo, llevan semanas pidiendo colaboración ciudadana para tratar de recabar más pruebas. El pasado viernes, 6 de agosto, su padre compartió en su perfil de Twitter un mensaje que no ha tardado en viralizarse: "Si hubiese habido un protocolo antibullying hoy estaría viva", lamentó. 

"TODO LO QUE DICEN ES MENTIRA"

Pese a que el centro insiste en que hay asuntos que no "tratará en los medios de comunicación", el padre Josep Maria Taulats, su director, ha explicado que el Pare Manyanet siempre ha mostrado su disposición para ayudar a la familia. Ante dichas afirmaciones, José Manuel López, el padre de Kira, aseguró a Metrópoli que "todo lo que dicen es mentira". 

López explicó en declaraciones a este medio que, en estos momentos, los compañeros de clase y algunos docentes están siendo llamados a declarar en la comisaría de los Mossos del barrio de Sant Andreu de Palomar. "Si todo se tratara de acusaciones falsas no se estaría llevando a cabo la investigación", zanjó. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.