El distrito de Sant Andreu cuenta desde esta semana con un nuevo pabellón deportivo en la confluencia de los paseos de Torres i Bages y de Sant Coloma. El nuevo equipamiento dispone de dos pistas de baloncesto, con cubierta no permanente, y un edificio con almacenes, vestuarios y despachos. La superficie total construida es de 1.641 metros cuadrados. El presupuesto de la obra ha ascendido a 479.693 euros.

La instalación, de la que Metrópoli Abierta ya informó en enero, será utilizada principalmente por el club de baloncesto de Sant Joan de Malta. La pista donde jugaba hasta ahora será derribada para poder ampliar la escuela Ignasi Iglesias. También se han aprovechado las obras para mejorar el pavimento de otra pista de básquet, la que se encuentra en la calle de Lanzarote.

CONCURSO DE GESTIÓN

En un futuro próximo, el Ayuntamiento convocará un concurso para la gestión del pabellón para facilitar el uso del mismo la próxima temporada. El nuevo equipamiento tiene que servir para dinamizar un espacio situado entre los barrios de Sant Andreu de Palomar y la Trinitat Vella. Hasta ahora era un solar que únicamente se utilizaba para jugar a petanca.

La intención del distrito es construir un nuevo pabellón deportivo en terrenos de los antiguas casernes de Sant Andreu. Paralelamente a la construcción de la pista de Torres i Bages se ha elaborado el proyecto ejecutivo para el proyecto de los cuarteles.