ARCHIVADO EN:

La residencia Fundació Casa Asil de Sant Andreu acumula ya 45 muertos por el coronavirus. En apenas una semana, el centro ha sumado 14 nuevas defunciones. A mediados de la semana pasada eran 31. En el equipamiento viven ahora 73 personas mayores.

La situación en las residencias de ancianos se está haciendo insostenible en toda Barcelona. Este miércoles, la alcaldesa Ada Colau ha vuelto a hacer un llamamiento a llevar a cabo "traslados masivos" de las personas con síntomas a otros equipamientos. En otro centro de la ciudad, Mossèn Vidal i Aunòs de Sants, hay 50 positivos y 10 personas fallecidas. 

33 DERIVACIONES 

En Casa Asil, 33 residentes han sido derivados a otros espacios, entre ellos dos personas que han ido a vivir con sus familias mientras dura la crisis sanitaria. El centro ha recibido 15 solicitudes para llevarse a los ancianos a casa, pero hasta el 7 de abril solo en tres casos, el resultado de la prueba fue negativo. Ésta es una de las condiciones que la Generalitat ha puesto para que estos mayores puedan salir.

Los responsables de Casa Asil decidieron encargar tests a una empresa de Valencia, Progenie Molecular, después de que no les llegaran las pruebas que les habían garantizado tanto del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat. Este martes, el test se hizo a todos los residentes y el resultado se tendrá el jueves. Hasta ahora, 55 profesionales del equipamiento han tenido que coger la baja.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.