Los vecinos de Ciutat Meridiana frenan el segundo aviso de desahucio del barrio justo al comienzo de la semana. La mañana del 29 de enero, una treintena de vecinos han acudido a salvaguardar la entrada del número 6 de la avenida de Rasos de Peguera y a mostrar su apoyo a Alba Luz, la mujer que esperaba un posible desahucio y que ha salido refortalecida después de la decisión favorable de la comitiva judicial.

Alba Luz es madre soltera, tiene 36 años y vive en un quinto del número 6 de esta avenida con un bebé de 15 meses y su prima Cyntia, de 22 años. Alba Luz reside en ese piso de forma irregular desde hace casi un año y medio, el tiempo que lleva tramitando su regulación administrativa en España. Natural de Tegucigalpa, Honduras, donde tiene tres hijos más y vive el luto de haber perdido a uno asesinado por la guerrilla. Todos son menores y sobrevive “haciendo el trabajo doméstico de algunas casas, algunas horas a la semana”, explica Luz.

“Vino a casa alguien de la gestoría y me ofreció 1500 euros a cambio de abandonar el piso pero yo no tenía donde ir a vivir y me faltaba poco para tener al bebé”, cuenta Alba Luz.

Filiberto y los vecinos que apoyan a Alba Luz / AROA ORTEGA
Filiberto y los vecinos acordando una nueva acción contra otro desahucio / AROA ORTEGA

La comitiva judicial no ha tardado en llegar a la puerta, pero antes, se acercaron algunos hombres, uno de ellos vestido con el uniforme de una empresa de vigilancia; haciendo oposición a los vecinos que habían ido a apoyar a Alba Luz y a bloquear la puerta para evitar que entrasen en el edificio. Después de un pequeño alboroto, la situación ha vuelto a la normalidad. Alba Luz ha recibido la noticia que esperaba: retener el desahucio hasta nueva orden, sumando tiempo para gestionar su permiso de residencia y así, optar a la vivienda social a la que aspira, cosa que se le hace imposible mientras no regularice su situación. Desde la Oficina de l´Habitatge le reclaman con urgencia que insista con sus trámites administrativos, de lo contrario, no la pueden ayudar.

LOS DESAHUCIOS SIGUEN Y SUBE EL PRECIO DE LA VIVIENDA

El precio medio de la vivienda en Ciutat Meridiana ha ido en aumento. Sólo en los últimos cuatro años subió hasta un 40%. El precio medio de un piso en este enclave de la Zona Nord de Nou Barris era de 73.500 euros en el 2.014, bajó hasta los 48.500 tras el estallido de la burbuja immobiliaria y vuelve a estar en 69.900 euros.

El piso okupado por Alba Luz pertenece a una entidad bancaria y sólo en Ciutat Meridiana se anuncian dos o tres desahucios a la semana. Después de la decisión judicial para Luz, Filiberto Bravo, presidente de la Associació de Veïns i Veïnes de Ciutat Meridiana (AVVCM), ha anunciado a los vecinos una nueva acción de apoyo contra otro desahucio previsto para el próximo viernes, día 2 de febrero en la misma zona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.